Las elecciones en Ecuador


Por: Luis Varese

Varios días antes del domingo 19 día de las elecciones, la derecha venía gritando: fraude, fraude. Luego el domingo mismo ante cuatro encuestas exit poll escogieron la que ellos financian y que hablaba de un 38% para Lenín Moreno y 24% para su candidato y comenzaron a exigir segunda vuelta. Las otras tres encuestadoras daban entre 42 y 44% para Lenín Moreno. El guión se seguía al pie de la letra y sacaron a las calles a señoras y señores de la alta perfumería, pueblo que defiende los intereses ajenos y el lumpen que trabaja con Andrés Páez y genera la violencia. El ganador de las elecciones es  la Revolución Ciudadana. El binomio Presidencial ganó por 12 puntos a su contrincante más cercano (a pesar de haber escogido al más débil candidato a la vicepresidencia, por el que se podía optar electoralmente); ganó la Asamblea ampliamente y ganó la consulta popular contra los paraísos fiscales.

Hoy aún no sabemos si habrá segunda vuelta o no.  Hay un retraso mínimo pero los gritos de fraude aumentan.  Los observadores internacionales en número de 300, avalan este proceso, incluyendo a la OEA, que no es amiga de esta revolución, ni de ninguna otra. Poco tiempo atrás en Perú, luego de 15 días de escrutinio, ganó las elecciones Pedro Pablo Kutzinsky, por apenas unas décimas contra Keiko Fujimori (50.12 contra 49.88%). Claro que en Perú los poderes fácticos transnacionales y nacionales no pierden nada con el cambio. Hace 20 años que el modelo es el mismo y los pobres siguen siendo pobres. Aquí es el capital o la persona, y los ricos salen a las calles en defensa del capital. Una vez más y con toda claridad tal como ha ocurrido en los golpes de estado en América Latina, en los últimos años, la derecha demuestra que ni la democracia ni la institucionalidad le importan un pepino seco. Quieren recuperar el 100% de la ganancia libre de impuestos (porque de nada se pueden quejar de estos 10 años donde muchos de ellos han disfrutado de un modelo estable que les ha enriquecido, incluso a los banqueros). El peligro ahora es que,  teniendo el 40% de los votos que exige la ley, ganemos las elecciones y los gritos de fraude busquen muertos y heridos en las calles. Los llamados a las puertas de los cuarteles son constantes y la CIA, con la embajada estadounidense, están trabajando al máximo con sus empleados locales. Chevrón y compañía  financian con varios millones toda esta operación.

Si no vamos a la segunda vuelta y ganamos en la primera, llamarán a la revuelta. Si vamos a la segunda vuelta y ganamos, también llamarán a la revuelta. Hoy se define en el Ecuador  la defensa de la democracia y el derecho a la vida contra los más tristes y perversos intereses de una clase dominante, codiciosa, inculta, incompetente y servil como todas. La tranquilidad con la que se ha respondido y la sabiduría del manejo político, nos abren grandes expectativas. Enfrentaremos, como David contra Goliat, la defensa de las grandes conquistas populares y con ese ejemplo bíblico y las luchas de nuestros pueblos sabremos mantener los derechos ganados y las ideas lúcidas que guiaron a este gobierno y este pueblo, en defensa de la Patria Grande y de esta Patria Altiva y Soberana.

Hoy 21 de febrero se conmemora el asesinato de Sandino a manos de Somoza. Y los Sandinos, pequeños Davides como Lenín Moreno o José Serrano, continúan ganando batallas. Así  venceremos.

 (21 de febrero 2017)