Explota una bomba en Cuba y en Miami

¿Se lanzarían al mar los cubanos si corren el riesgo de ser deportados a Cuba por estar ilegal en los Estados Unidos? El tiempo lo dirá...
¿Se lanzarían al mar los cubanos si corren el riesgo de ser deportados a Cuba por estar ilegal en los Estados Unidos? El tiempo lo dirá...
¿Se lanzarían al mar los cubanos si corren el riesgo de ser deportados a Cuba por estar ilegal en los Estados Unidos? El tiempo lo dirá…

Por: Osmany Sánchez

Una bomba explotó ayer en Cuba y en Miami. No es que no fuera esperada, pero no dejó de sorprender la noticia de que se eliminaba la ley de “pies secos y pies mojados” o lo que es lo mismo, se acabaron los privilegios para los cubanos que bastaba con tocar tierra “americana” para obtener residencia y múltiples beneficios, sin importar la forma en la que salieron, aunque en ello esté implicado el secuestro o el asesinato.

Una sugerencia. No se guíen por todo lo que lean. Como en muchos otros casos, la gente dice lo que creen que es “políticamente correcto” pero no lo que piensan realmente. Conozco a muchos cubanos que querían que se eliminara esa ley porque “ya aquí hay mucha gente asere” y no hablo de emigrados que llevan 40 años allá sino de menos de una década o incluso un quinquenio.

El enfoque de los medios anticubanos es que Cuba se opone a que sus ciudadanos tengan privilegios migratorios, o lo que es lo que es lo mismo, que el gobierno va contra los intereses del pueblo. Los que dicen eso son los mismos que acusan al gobierno cuando sale una noticia sobre la muerte violenta de inmigrantes cubanos a manos de traficantes de personas. Es curioso que ninguno de ellos critique al gobierno de los Estados Unidos por negar cerca del 75 por ciento de las solicitudes de visa, cobrando 160 dólares por cada entrevista.

Hay que aclarar que hasta ayer, si a un cubano le negaban la visa a las diez de la mañana y este salía directo para un muelle, se robaba una lancha y llegaba por la noche a Miami, era recibido con los brazos abiertos, permiso de trabajo al momento, ayuda económica, facilidad para estudiar y la residencia al año y un día. Los críticos de Cuba jamás criticaron esa manipulación y politización del tema migratorio que incitaba a los cubanos a emigrar ilegalmente poniendo en riesgo su vida para llegar a los Estados Unidos.

Una cosa es cierta. Los que han vivido del negocio del “anticastrismo” son gente optimista. Ahora dicen que con esa ley se elimina la “válvula de escape” que tenía el gobierno cubano y que por tanto la “explosión interna” es inminente. La realidad es diferente. Los que pensaban emigrar lo hacían por motivos puramente económicos, y esas circunstancias lo hacían vivir en un limbo. Su tiempo lo dedicaba a buscar las vías para emigrar, conozco gente que solo hablaba de ello. El cambio en la política migratoria los hará mirar hacia dentro y aprovechar las nuevas oportunidades que van surgiendo en Cuba para el desarrollo de la iniciativa privada.

¿Será comparable esto con la posibilidad de vivir en el país más desarrollado del mundo? Por supuesto que no, de hecho, aunque se manipulen las cifras, el resto de los países del área mantiene altas tasas de migrantes hacia los Estados Unidos, la República Dominicana es un ejemplo. Quizás sea chovinismo, pero no creo que los cubanos hagan como los emigrantes de otros países que se quedan escondidos dentro de los Estados Unidos, trabajando en cualquier cosa por salarios míseros en ese país ¿me equivoco? Bueno el tiempo lo dirá.

La eliminación de la política de pies secos y pies mojados da la posibilidad al gobierno de los Estados Unidos de otorgar más visas a los cubanos para viajar a los Estados Unidos a ver a su familia, ojalá eso sea una realidad. Por parte de Cuba sería inteligente nuevas medidas en el tema migratorio como el costo y duración del pasaporte o dirigidas a la posibilidad de los cubanos emigrados que faciliten su participación en el desarrollo económico del país.

De la ley que estaba dirigida a promover el abandono de los médicos de sus misiones ni voy a hablar porque me parece tan repudiable moralmente que mejor no dedicarle ni un minuto.

Miles de cubanos están en el camino hacia los Estados Unidos. Muchos de ellos vendieron todo en Cuba para costearse el viaje y la noticia sin dudas les cae como un mazazo, pero el haber salido legalmente del país les permite regresar sin problemas. La medida adoptada ayer, sencillamente, pone las cosas en su lugar.

Dos cosas son previsibles. Una, como me dice un amigo, el aumento de los matrimonios con ciudadanos norteamericanos para salir del país, lo que se convertirá en un negocio para algunos. La otra es que para los “disidentes” la eliminación de la ley de “pies secos y pies mojados” también es una buena noticia pues ahora tendrán más facilidad para hacer crecer su “empresa”. Seguramente se estarán frotando las manos porque tendrán el poder de otorgar ante sus jefes en los Estados Unidos, los avales para obtener visas de refugiados políticos a quienes entren en el negocio de la “disidencia”.

Hay que esperar por lo que haga Trump, pero hasta hace unas horas los detractores del gobierno cubano decían que los cubanos “huían” de la isla porque en esta había una dictadura que los oprimía, mientras que el gobierno decía que eran emigrantes económicos, atraídos por una ley migratoria utilizada como arma política dirigida a dañar al país. Dentro de unos años cuando analicemos los datos migratorios veremos quién tenía la razón.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu