CNB vs Deporte Nacional

victor-mesa-yosvany-perez-yaciel-santoya-foto-osvaldo-gutierrezPor: Osmany Sánchez

Más de 300 peloteros cubanos, en su gran mayoría muy jóvenes, están varados en República Dominicana o en otros países, viviendo la realidad de lo un día le “pintaron” como un camino fácil al profesionalismo. Unos trabajarán en otra cosa y se alejarán del deporte o dejarán pasar sus mejores años antes de acceder a un contrato. Otros serán cuasi explotados por los traficantes que le sacaron del país en el momento de firmar. Ejemplos sobran.

¿Qué debe hacer Cuba ante esta realidad? ¿Les debe dar la oportunidad de regresar a los que lo deseen, integrarse a nuestra Serie Nacional y contratarse desde aquí? Se puede debatir sobre el tema, pero la realidad es que lo que desean los seguidores del deporte nacional es una cosa y lo que hacen los decisores es otra. El deporte lo debe dirigir una gloria deportiva, no un político. Las decisiones se deben tomar sin prejuicios o rencores y eso es lo que está sucediendo ahora. Permitirles regresar es mostrarles las bondades de nuestro proyecto revolucionario, negarle esa posibilidad no beneficia a nadie.

Hasta aquí he hablado de los que están fuera. De los que salieron legal o ilegalmente de nuestro país para jugar cumplir el sueño de todo pelotero en el mundo que es jugar en Grandes Ligas, veamos otro caso.

En la primera parte de la actual Serie Nacional el lanzador villaclareño Yosvany Pérez, lanzando actualmente por Matanzas, tuvo excelentes resultados, ubicándose de líder en algunos departamentos hasta que le llega la oportunidad de un contrato en el exterior y hacia allá salió legalmente. Luego de cumplir esa parte del contrato, Yosvany está de regreso en Cuba y aunque arde en deseos de incorporarse a los Cocodrilos, no puede hacerlo porque según dijo ayer en una entrevista, la Comisión Nacional de Beisbol (CNB) no se lo permite.

No se trata de un joven sino de un lanzador de más de 40 años que ya en el ocaso de su carrera no puede desaprovechar una oportunidad como esa por lo que significa en lo personal y en lo económico. ¿Es justo no permitirle salir o luego no permitirle incorporarse a nuestra Serie Nacional? ¿Está desarrollando tan bien la labor de contratación en el exterior la CNB como para tomar una decisión como esta?

En Cuba el beisbol es pasión, aún con todas las cosas que se hacen para evitarlo. Las decisiones no se pueden tomar a la ligera porque tienen gran repercusión en el pueblo y por lo tanto se le debe escuchar. Los medios anticubanos se encargan todos los días de exaltar la labor de los peloteros que están fuera y demeritar la calidad de nuestra serie nacional y esto no es casual. La idea es crear entre los cubanos la sensación de derrota, de perdedores y si hemos resistido 60 años la hostilidad del país más poderoso del mundo es porque no lo somos.

¿Quién me escucha, quién nos lee? ¿Cómo la CNB se retroalimenta de lo que piensa la gente? Si al menos se sentaran en las gradas y no en los asientos VIP de los estadios lo supieran. ¿Permitirán reincorporarse a Yosvany Pérez a su equipo, llamarán a los jóvenes que están fuera de Cuba? Escuchen al pueblo que ese no se equivoca, se trata del futuro de nuestro deporte nacional.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu

Anuncios