Milicianos

LJC en Girón. Con estas armas, niños milicianos de entre 13 y 15 años custodiaron los cielos de Cuba durante la invasión mercenaria en Girón.
LJC en Girón. Con estas armas, niños milicianos de entre 13 y 15 años custodiaron los cielos de Cuba durante la invasión mercenaria en Girón.

Por: Osmany Sánchez

Los medios cubanos deben transformarse, actualizarse, eso es una verdad tan grande como una casa. No siempre las limitaciones son materiales, aunque cuando se cuenta con nueva tecnología y con talento joven se pueden hacer cosas tan buenas como el seguimiento al paso del huracán Matthew por el oriente del país.

Hace apenas unos días se dio una muestra de lo que se puede hacer diferente cuando los locutores del noticiero aparecieron vestidos de milicianos. A mí me gustó la idea y a los que le preguntado también, porque definitivamente la idea fue buena y hay que reconocerlo, aunque algunos no lo hagan.

De los medios “de siempre” no me sorprende. Su misión es criticar cualquier cosa que se haga en Cuba. Lo que de verdad no me gustó fue la reacción de algunos en Facebook, que se supone que no debían hacerlo. Algunos piden cambios, pero luego no están de acuerdo, o peor, están negados a aceptarlos.

Es cierto que cada cual tiene el derecho a estar o no de acuerdo con que los locutores salgan vestidos de milicianos y si me hubiesen dado sus razones quizás hasta me convencieran, pero no se trata del contenido sino de la forma en este caso. Un simple comentario irónico y burlón y luego sentarse a esperar los “Me gusta” que de seguro llegarán porque ese tipo de comentarios los convierten en Cool.

Los milicianos que pelearon y murieron en Girón -algunos de ellos siendo apenas unos niños- merecen un homenaje perenne. En lugar de criticar la iniciativa de la televisión deberíamos pensar qué hacemos nosotros para recordarlos.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu