La transparencia de una Ley de Aguas

ley_aguaPor: Javier Gómez Sánchez

En la primera plana del diario Juventud Rebelde el jueves 10 de noviembre, podía leerse un llamativo texto. Se trataba del anuncio del inicio del debate parlamentario sobre la Ley de Aguas Terrestres por parte de los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP)

Según se describe, la Ley de Aguas Terrestres tiene como objetivo ¨preservar los recursos naturales y favorecer un desarrollo sostenible en los órdenes económico y social¨ a través de la ¨regulación integrada de las aguas territoriales¨

Lo más llamativo es que la publicación hacía igualmente una convocatoria a todos los ciudadanos a tomar parte en el debate, enviando sus opiniones al correo electrónico leydeaguas@anpp. gob.cu

La información sobre el Proyecto de Ley según el texto de la nota podía ser conocida en la página web www.parlamentocubano.cu

Igualmente se publicaban los nombres y funciones de los diputados integrantes de la representación que conduce el debate, que por su carácter incluye a miembros de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, de Industria, Construcciones y Energía, de la secretaría de la ANPP y de asesoría jurídica, los cuales trabajan junto a especialistas del Instituto de Recursos Hidráulicos para la confección de la mencionada ley.

Finalizaba haciendo énfasis en que ¨los parlamentarios y el pueblo están llamados a comprender las interioridades de esta propuesta, y sus dimensiones y beneficios, así como a tomar parte del debate que se realiza para perfeccionarla de cara a su puesta en vigor¨

Al terminar de leer no pude más que celebrar el hecho de que se haya abierto una convocatoria pública a toda la ciudadanía para elaborar una ley. Es un paso correcto que nos llevaría al socialismo próspero, sostenible y democrático que deseamos tener. Así con todos los apellidos que hay que ponerle, incluyendo al subrayado.

Esa es la democracia en el socialismo. Una magnífica oportunidad para que los que no se la imaginan, no tengan que esforzarse más por hacerlo y la vean. Un golpe para los que intentan mantener separadas en las mentes de quién los escucha, las palabras ¨democracia¨ y ¨socialismo¨.

Es un acto de madurez institucional, de evolución y sobretodo, definitivamente, de revolución. Porque no todos los parlamentos hacen un llamado de este tipo, ni crean mecanismos para ello. Si ya de por si debe ser democrático el acto de elegir a un diputado, más democrático aún debe ser abrir los debates parlamentarios a todo el pueblo, que no es solo trasmitirlos por televisión en un canal exclusivo.

Espero que lo que se ha hecho con esta ley se haga con todas y que se abran completamente las puertas de la Asamblea Nacional al conocimiento ciudadano.

Siempre habrá los que dirán que la mayoría de la gente en Cuba no tiene acceso a internet y tendrán razón. Pero más allá del internet que es importantísimo, esto se trata de crear otros ¨accesos¨. No se menciona como una vía exclusiva, si no la más rápida y practica de estos tiempos cuando se posee. El que prefiera o lo que pueda es enviar una carta que lo haga de esa forma. Si el internet se demora, que la participación llegue primero.

Por eso Lenin decía que el socialismo necesitaba de mucha preparación, pero que si se esperaba a tener esa gran preparación para hacer el socialismo, este no se haría hasta dentro de 500 años.

Que no haya que esperar tanto entonces para lograr lo que expresaba Alfredo Guevara cuando decía: ¨El Poder Popular no solo debe ser popular, sino que también tiene que ser poder¨

Personalmente no tengo mucho que decir sobre una Ley de Aguas. Pero creo que los cubanos amanecimos hoy un poco más libres.

Para contactar al autor: javiergosanchez09@gmail.com