Gracias a Sonando en Cuba

sonando_cubaPor: Jesús López Martínez

Durante tres meses la mayoría de las familias cubanas estuvieron sentadas frente al televisor durante la noche del domingo, atrapadas por el programa Sonando en Cuba trasmitido por Cubavisión. En la final de anoche, un calificado jurado le otorgó el primer lugar a Yulaysi Miranda, pero Dayana y Rosa se pueden considerar también ganadoras, así como los tres muchachos que brillantemente cantaron Idilio.

Sonando en Cuba ha demostrado que podemos hacer cosas al mayor nivel cualitativo desde el punto de vista artístico porque talento y creatividad sobra. Es verdad que no tenemos recursos para ponerle a todos los programas los recursos con que contó esta emisión televisiva y que en nuestro país (por suerte) el dinero no lo ponen los patrocinadores, por tanto, de la misma caja salen los recursos de los sueros de los enfermos del cáncer y los que se utilizan para los damnificados del ciclón, etc.; pero podemos hacer mucho más con lo que tenemos, como se ha puesto de manifiesto.

Un programa hecho a “nuestro aire”, sin jurados que ofendan o maltraten a competidores, con una gran relación de compañerismo entre los participantes, más allá de la rivalidad de la competencia. Verlos con los damnificados del huracán en Guantánamo o en una casa de niños sin amparo filial, nos enorgullece, porque se deben a su pueblo, “sin creerse cosas”.

A los “cerebros” y realizadores del programa nuestro reconocimiento, a RTV Comercial, a la TV cubana, que han demostrado que a nuestros jóvenes les gusta la mejor música cubana. ¡Qué vengan otros Sonando en Cuba!