El día después

dale-like-1

cuba-embargoPor: Harold Cárdenas Lema

Ayer no hubo una nación en el mundo que apoyara el bloqueo estadounidense a Cuba, la administración Obama dio un paso más hacia el acercamiento entre ambas naciones. Podemos explicar las razones por las que lo hizo, aludir al favorable contexto doméstico para dar estos pasos, a la marginación de EU respecto al mundo en lo que se refiere a Cuba. Podemos estar claros de que el bloqueo aún se mantiene, con programas para cambio de régimen, con la OFAC persiguiendo nuestras finanzas.

Podemos encontrar muchas explicaciones de por qué ocurrió el 17D y lo que ha venido pasando después, incluso podemos reclamarle un rosario de cuestiones al mandatario estadounidense, pero en el fondo, incluso teniendo que jugar según las reglas que le impone el cargo, Obama viene dejando un legado que ningún presidente estadounidense pudo o quiso ejecutar respecto a Cuba. Y eso tiene su mérito.

Ojalá llegue el día en que prime el respeto entre ambas naciones por encima de cualquier diferencia ideológica. Es algo en lo que nosotros debemos aprender también, para alejarnos de las simplificaciones o explicaciones maniqueas sobre qué es Estados Unidos y cómo funciona. Ellos deberán respetar el deseo soberano de un pueblo de regir su propio destino.

Cuando llegue ese día en que no tengamos el sabotaje externo para el proyecto político interno, los cubanos recobraremos libertades sacrificadas en esta guerra (algunas como el derecho a viajar o entrar a un hotel las hemos ido recuperando), habrá más espacio para la participación política de todas aquellas fuerzas que realmente tengan un respaldo social, estaremos menos condicionados desde fuera y Cuba será un mejor país. Podremos ensayar el Socialismo, lograrlo, superarlo o ensayar otra cosa, pero en nuestros términos. No nos hacemos ilusiones, ese día aún está lejos, pero no está de más visibilizarlo. Ayer celebramos una causa justa, hoy toca luchar por ese futuro.

Para contactar al autor: haroldcardenaslema@gmail.com