Respuesta a una Carta Abierta


respuesta_cartaPor: Osmany Sánchez

Estimados José Acosta y Fidel Cruz, leí con atención su Carta abierta a los organizadores del Clásico Mundial y coincido con ustedes en algunos puntos, aunque en otros tengo una opinión diferente y la comparto. Desde el año 2010 hemos estado abogando en LJC porque Cuba esté representada en los eventos deportivos por sus mejores atletas, sin importar dónde jueguen o vivan. En eso estamos de acuerdo, al menos en sentido general.

En su carta dicen que “los aficionados cubanos vemos con indignación el anuncio de las autoridades en Cuba de no convocar a los mejores peloteros que juegan en Grandes Ligas y en otras ligas del mundo; no serán llamados para representar a su país en el principal evento de Béisbol del mundo, por razones que nada tienen que ver con el deporte”

Tienes toda la razón, me atrevería a decir que la mayoría de los aficionados cubanos al deporte nacional estamos en desacuerdo con que no se incorporen a esos deportistas al equipo nacional (o los del Voleibol), sobre todo cuando vemos en 23 y M a Issac Delgado, Descemer Bueno, Bony y Kelly y otros que algún día “se fueron”.

Sin embargo, no se puede pedir justicia por una parte y permanecer pasivos ante una injusticia cuando se trata del mismo tema. Dices que el gobierno cubano discrimina a esos jugadores y diriges tu denuncia a la Major League Baseball Players Association (MLBPA) porque “tiene la obligación moral, ética y legal de defender a todos sus jugadores por igual…” y ahí es donde viene lo interesante porque es precisamente la Major League Baseball la que discrimina y viola los derechos de los cubanos al obligarlos a abandonar su país para poder jugar en Grandes Ligas.

Para aclarar este punto cito un fragmento del juramento que deben hacer los cubanos para poder jugar en Grandes Ligas:

Por este medio declaro que he asumido residencia permanente fuera de Cuba. Además, por este medio declaro que no pretendo volver a Cuba, ni me permitirán volver. Por este medio declaro que no soy funcionario prohibido del Gobierno de Cuba… y no soy miembro prohibido del Partido Comunista de Cuba”.

Estimados José Acosta y Fidel Cruz, les pregunto ¿No les parece esto discriminatorio? ¿Han escrito ustedes alguna carta abierta denunciando esto?

Muchos de estos peloteros han salido de Cuba de manera legal, pero una gran parte de los que juegan en Grandes Ligas y en otros países, abandonaron selecciones nacionales en eventos internacionales, entonces no entiendo por qué dices que esos peloteros cubanos sondiscriminadosy que “Se les sigue negando su derecho a representar a su patria, uno de los motivos de orgullo de cualquier deportista en el mundo.” Ellos tuvieron la oportunidad de representar a Cuba, pero eligieron dejar a sus compañeros de equipo y a su pueblo para ir a jugar a Grandes Ligas.

En la carta dicen que “si en el año 2006 los mejores jugadores Cubanos estaban en Cuba, hoy esa situación cambió, de los mejores 40 jugadores Cubanos actuales por lo menos 32 juegan en otras ligas fuera de Cuba”. Bueno, si bien hasta hace unos años se le pudo culpar, hoy no es el gobierno cubano el culpable de que esos peloteros no estén en el país. Cuba no se opone a que sus peloteros sean contratados en el exterior. La razón es esa parte del juramento que dice: “Por este medio declaro que he asumido residencia permanente fuera de Cuba. Además, por este medio declaro que no pretendo volver a Cuba, ni me permitirán volver.

Aunque estoy tentado a hacerlo, creo que no es necesario citar otros fragmentos de su carta abierta, la esencia está ahí. Tienen ustedes todo el derecho a denunciar lo que consideran una injusticia, pero les resta legitimidad que lo hagan precisamente a los que obligan a los cubanos a salir de Cuba en lancha o caer en manos de delincuentes poniendo en peligro sus vidas, como le sucedió a Yasiel Puig por ejemplo.

No se trata como dicen en la carta de “…profesionales buenos (los que ellos contratan y controlan, y profesionales malos los que actúan a título personal como es la practica universal)”. Esos cubanos tienen que pagar hasta un 30% de su contrato a los que los sacan del país ¿No sería más justo que estuvieran representados por la Federación Cubana de Beisbol y que aporten el 10% de su contrato para el desarrollo del béisbol en Cuba? Yo creo que sí.

Se despiden en su carta diciendo: Les solicitamos que no se plieguen a la Federación Cubana de Béisbol y su gobierno, ellos son invitados, ellos no pueden ser los que dicten las reglas, ellos deben ser uno más de los que cumplan las reglas. Pero cómo es eso, no entiendo. ¿Solo somos invitados, por qué? ¿Acaso los organizadores del Clásico Mundial nos están discriminando? ¿Por qué solo somos invitados? Además, a los cubanos que ganan premios en la Serie del Caribe no les pagan, ¿acaso eso no es también discriminación? ¿Dónde está la carta abierta por eso?

Esta no; pero el día que hagan una carta abierta dirigida al gobierno de los Estados Unidos, denunciando esa política que discrimina y obliga a los cubanos a poner en peligro sus vidas para poder jugar en Grandes Ligas, pueden contar con mi apoyo.

Saludos desde Matanzas, Jimmy.

Para contactar con el autor: jimmy@umcc.cu


Para mayor comprensión, citamos aquí la carta a que se hace referencia:

CARTA ABIERTA A WORLD BASEBALL CLASSIC

Por José Acosta Huerta y Fidel Cruz Ordoñez.

Asunto: Protesta en contra del anuncio de las autoridades de Cuba de no convocar a sus mejores peloteros para el 4to Clásico Mundial a celebrarse en Marzo de 2017.

Ya se han cumplido 10 años de la celebración del Primer Clásico Mundial de Baseball. Un sueño largamente esperado por millones de aficionados a este deporte se hizo realidad en el año 2006, cuando se logró reunir a los mejores jugadores del mundo en un Campeonato.

Hoy, cuando falta poco tiempo para que comience el IV Clásico en Marzo del año 2017, todos los aficionados cubanos vemos con indignación el anuncio de las autoridades en Cuba de no convocar a los mejores peloteros que juegan en Grandes Ligas y en otras ligas del mundo; no serán llamados para representar a su país en el principal evento de Béisbol del mundo, por razones que nada tienen que ver con el deporte.

Estos jugadores son discriminados y rechazados por la Federación Cubana de Béisbol y su Gobierno. Su único pecado es jugar Béisbol a título personal, sea en Grandes Ligas donde un buen número de ellos ya lo hace con mucho éxito o en otras ligas. Se les sigue negando su derecho a representar a su patria, uno de los motivos de orgullo de cualquier deportista en el mundo.

Con esta carta instamos a que se haga algo al respecto, pedimos su comprensión y que se actúe cuanto antes ante este problema. Quisiéramos que se hicieran todos los esfuerzos posibles, que se busquen fórmulas que sean viables para todas las partes, de manera que todos los jugadores de este multitudinario deporte puedan participar y disfrutar de su mejor Béisbol, sin tener en cuenta donde juegan ni donde viven. Sabemos que la gran mayoría de ellos están dispuestos.

Los aficionados de Cuba y seguramente de todo el mundo queremos que formen parte de la mayor fiesta del béisbol mundial los mejores jugadores, junto a sus compañeros de otros países, que triunfe el deporte y no las barreras ideológicas y políticas.

Argumentos: 

1- Cuando surgió WBC entidad integrada por la IBAF, MLB y MLBPA, y se convocó en el año 2006 el primer Clásico Mundial los propios organizadores, y los protagonistas, o sea los jugadores defendieron con determinación y firmeza la presencia de Cuba, fue un acto de pluralidad, tolerancia y justicia, en Cuba estaban sus mejores jugadores, en ligas fuera de Cuba solo habían algunos jugadores de calidad, la historia de las competiciones de Béisbol tenían en Cuba a uno de sus más encumbrados protagonistas.

2- El movimiento deportivo a nivel mundial ha demostrado, en lo que sería una interminable lista, su decisión de no permitir discriminaciones ni por sexo, raza, ideología o religión, el ultimo más notorio en Rio de Janeiro compitieron varios atletas bajo la bandera Olímpica pues esos atletas o eran refugiados o estaban privados de competir por su país natal.

3- El Clásico mundial es organizado para que participen los mejores jugadores, entre ellos los que actúan en las Grandes Ligas y que son representados sin excepción por Major League Baseball Players Association (MLBPA), eso incluye a los jugadores Cubanos, o elegibles para ser Cubanos según la constitución de Cuba, aunque en este y otros temas sea solo letra muerta.

4- Si en el año 2006 los mejores jugadores Cubanos estaban en Cuba, hoy esa situación cambió, de los mejores 40 jugadores Cubanos actuales por lo menos 32 juegan en otras ligas fuera de Cuba, si la presencia del equipo Cuba en el 2006 era indispensable para que se pudiera llamar Clásico Mundial, hoy no lo es, si el equipo se conforma únicamente con jugadores que juegan bajo control de la FCB (Federación Cubana de Béisbol).

La FCB (Federación Cubana de Béisbol) discrimina a los que no viven en Cuba, ya el argumento; de que ellos defendían el espíritu Olímpico de Pierre de Coubertin del juego amateur no lo pueden sustentar, ellos ahora tienen doble racero, profesionales buenos (los que ellos contratan y controlan, y profesionales malos los que actúan a título personal como es la practica universal). Los aficionados del Béisbol en Cuba no consideramos justo que WBC acepte tales prácticas.

5- Un evento deportivo se convoca y se realiza para los aficionados, sin ellos no es un verdadero evento deportivo, ¿Dónde queda la opinión de millones de aficionados de Cuba?

Una buena idea para desmontar los fallidos argumentos de Cuba puede ser hacer una investigación por órgano competente e independiente sobre ¿Qué prefieren los cubanos?, (a) equipo de la serie nacional o (b) un equipo de todos y para todos.

Les adelantamos que los que suscribimos hemos hecho a nuestro modesto alcance diferentes encuestas y todas dan más de 85% a favor de un equipo que muchos llaman UNIFICADO.

6- Major League Baseball Players Association (MLBPA) tiene la obligación moral, ética y legal de defender a todos sus jugadores por igual, alguien ha pensado como podrán mirar a la cara de José Abreu, Aroldis Chapman, Yoenis Céspedes y todos los demás jugadores en el open Day de 2017 si se consuma la idea de discriminar su presencia en el 4to Clásico Mundial por el capricho de unos cuantos jefes que en Cuba actúan sin ser legitimados por los aficionados. Major League Baseball Players Association debe demandar que Cuba convoque a todos por igual, o exigir en el seno de WBC que le sea retirada la invitación a Cuba por no ajustarse a un verdadero espíritu deportivo, y aplicar reglas que solo ellos ejercen, lo que es violatorio del espíritu por el que fue creado el Clásico Mundial.

Si permanecen callados y pasivos serán cómplices de este atropello al respeto de los más elementales derechos humanos.

Los que suscriben José Acosta Huerta, y Fidel Cruz Ordoñez, ciudadanos cubanos amantes del béisbol instan a MLBPA que actué, es elemental sentido del deber. Y les ofrecemos nuestros humildes aportes en este sentido, estamos listos si ustedes responden a lanzar por redes sociales una campaña de lucha por los derechos de todos los jugadores cubanos.

Les solicitamos que no se plieguen a la Federación Cubana de Béisbol y su gobierno, ellos son invitados, ellos no pueden ser los que dicten las reglas, ellos deben ser uno más de los que cumplan las reglas.

Muchas gracias;

José Acosta Huerta y Fidel Cruz Ordoñez

Tomado de: Swing Completo