Cuba, los Beatles y el contexto histórico


“Injértese en nuestras Repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de nuestras Repúblicas.” José Martí, Nuestra América 

Tom Miller ha publicado recientemente en el Washington Post un artículo de opinión titulado “A medida que Fidel se desvanece de la escena.” [1] No es la intención de este comentario abordar los diferentes temas que el autor plantea. Sin embargo, en un momento dado el autor se refiere a un cubano no identificado que “solía escuchar a The Beatles en un reproductor de casetes entre los arbustos del Almendares.” ¿Estuvieron The Beatles prohibidos? ¿Era mojigatería? ¿Era una expresión de su contexto histórico y cultural? Sin embargo, los cubanos aprendieron las canciones de otros extranjeros como Daniel Vigglieti [Uruguay], Mercedes Sosa [Argentina], Violeta Parra [Chile] y muchos grupos latinoamericanos y africanos.

Para ser justos, el artículo de Tom Miller menciona a The Beatles sólo de pasada, pero las impresiones superficiales pueden ser de larga duración. Por otra parte, es cierto que las autoridades cubanas en algún momento impidieron la difusión de The Beatles. Una situación similar padeció el movimiento, muy cubano, de la “canción protesta” iniciado por Silvio Rodríguez, más o menos al mismo tiempo. [2]

Obviamente, no puedo escribir una historia paralela de The Beatles y Cuba. Pero por lo menos algunos aspectos deben ser tomados en consideración. La intención no es racionalizar ni justificar una política prohibitiva, sino tratar de poner las cosas en un cierto marco histórico con el fin de entender lo que ocurrió. Entonces se podría hablar de estos asuntos de una manera más rigurosa.

Mientras EE.UU. experimentó una “invasión británica” con la música de The Beatles, Cuba había experimentado una invasión militar real. Mientras las adolescentes estadounidenses experimentaron orgasmos metafóricos observando a Ringo, los adolescentes cubanos estaban participando en la campaña de alfabetización [1961] o preparándose para una posible invasión como consecuencia de la Crisis de Octubre [1962]. En agosto de 1963, mientras Swan Records lanzaba “She Loves You”, se preparaba la Operación Mangosta y AM/Lash organizaban el asesinato de Fidel Castro y una ola de sabotajes.

En 1963 la American Bandstand de Dick Clark hizo comentarios sarcásticos sobre el pelo largo de The Beatles, mientras los guerrilleros latinoamericanos, de pelo largo y sin afeitar, establecían campamentos en Colombia, Venezuela, Perú, Guatemala y México. Los cubanos, por supuesto, estaban involucrados. Fueron momentos de confrontación.

En la campaña presidencial de 1964 en Estados Unidos apareció el senador republicano Barry Goldwater que se comprometió a liberar la Isla a la fuerza. Mientras los adolescentes estadounidenses estaban cantando y bailando “I want to hold your hand”; la CIA trató de cortar la garganta de Fidel Castro.

De 1964 a 1966 los cubanos estaban aprendiendo sobre las luchas de liberación nacional en África, la revolución en Argelia, y la guerrilla de Turcios Lima en Guatemala o la de los campesinos peruanos en armas. Un millón de comunistas indonesios fueron masacrados en 1964 y provocó la indignación de los líderes políticos en La Habana y en la izquierda impaciente, mientras el régimen revolucionario cubano enfrentaba la creciente burocracia interna.

La escalada de la guerra en Vietnam (1965), la brecha entre la Unión Soviética y la República Popular de China (1963-1966) no dejó mucho espacio para la apreciación de la música que venía de Liverpool. Por otra parte, los adolescentes estadounidenses se estaban convirtiendo en un mercado masivo para “I Saw Her Standing There”, pero las personas en La Habana discutían cómo sacar al país del subdesarrollo. Entonces tenían también el problema de derrotar a 600 grupos guerrilleros armados por la Agencia Central de Inteligencia, que operaban en las montañas del Escambray. En Nueva York los DJs (disc jockeys) clamaban “Golden Hits”, pero en la República Dominicana los marines estadounidenses desembarcaban y golpeaban las ciudades con su abrumador poder de fuego. Y la fuerza aérea de Estados Unidos acababa de comenzar a bombardear Vietnam del Norte.

Los cubanos estaban desconcertados cuando la Reina de Inglaterra nombró a The Beatles “Miembros de la Orden del Imperio Británico” alrededor de junio de 1965; para entonces el Che había comenzado los esfuerzos para despertar revoluciones continentales en África y América Latina, que comenzaban a enfrentarse a una ola de golpes de estado militares.

En esos días, sin embargo, los estadounidenses no habrían podido dar una conferencia a los cubanos sobre cuestiones de apreciación musical. Cuando The Beatles finalmente comenzaron a abordar la necesidad de dar “una oportunidad a la paz” [del proyecto Plastic Ono Band] e incluso criticaron la política estadounidense en el sudeste de Asia, en Estados Unidos se desató una crítica contra ellos. Cuando Lennon hizo la observación – de pasada – de que eran más populares que Jesús, los fanáticos religiosos del sur norteamericano reaccionaron ferozmente. Las estaciones de radio clasificaron a The Beatles como anti-estadounidenses y sobrevino un boicot de su música. The Beatles tenían que elegir entre las ventas o las convicciones políticas. Terminaron disculpándose por sus puntos de vista sobre la política y la religión ante la derecha estadounidense. Los cubanos conocieron todo el desconcertante asunto.

Por supuesto, para 1966, The Beatles se habían opuesto al intervencionismo de Estados Unidos. The Beatles no eran un fenómeno con un impacto muy popular en Cuba, en esos días. Sin embargo, Silvio Rodríguez a finales de 1960 tenía un programa de televisión llamado ‘Mientras Tanto’ donde defendió la música y las canciones de The Beatles. Silvio fue criticado y perdió su espacio en la televisión. [3]

El trascendentalismo de The Beatles y su misticismo oriental (alrededor de 1968) alienó tanto a los radicales norteamericanos como a los revolucionarios cubanos. Sin embargo, los músicos cubanos quedaron impresionados por la libertad de composición del grupo británico. Pero en aquellos días los cubanos tenían preocupaciones más graves que imaginar un submarino amarillo cuando tenían uno real a 12 millas de distancia, y la única “Lucy en el cielo con diamantes” que conocían eran los U-2 y los Blackbirds, que entraban a su espacio aéreo para espiar los comandos aéreos cubanos y sus estructuras de defensa.

Concedamos que las contribuciones musicales de los Beatles, entonces, deberían haber sido juzgados por el público cubano, sin ninguna prueba de fuego adjunta en el ámbito político. Por otra parte, hubo una falta de sofisticación en la elaboración de la política cultural y una identificación cómoda de la cultura pop británica y norteamericana con el diversionismo ideológico. Las deficiencias políticas e ideológicas fueron exacerbadas por una mentalidad de fortaleza sitiada. Sin embargo, el nacionalismo cultural y político también da forma a la historia de los países. Las revueltas estudiantiles en 1968 en México y París no se identificaron con la música de esos tiempos, sino con la muerte del Che.

En juego, durante esos años, también estuvo el esfuerzo concertado para construir una ética revolucionaria de trabajo y sacrificio. Los líderes políticos, económicos y culturales cubanos asumieron que para superar el subdesarrollo era imprescindible fomentar una ideología que sería el equivalente revolucionario de la ética protestante. Trabajar duro, consumir poco, diferir la gratificación, invertir en el desarrollo futuro. En la primera etapa se consideró el consumo de masas una amenaza externa. The Beatles fueron percibidos como la vanguardia del consumismo egoísta y no como los músicos revolucionarios que eran. O como Ned Sublette ha señalado en un comentario para este mismo artículo, “mientras los angloamericanos estaban fingiendo que los cantantes eran los revolucionarios, los verdaderos revolucionarios se enfrentaban a los retos de la supervivencia básica.” [4]

A pesar de las restricciones impuestas, The Beatles tuvieron un gran impacto en la música cubana que vino después de esta etapa. (Juan Formell, Silvio Rodríguez y otros lo han reconocido). [5] En la actualidad, la influencia de The Beatles se encuentra en todas partes en Cuba. La Habana tiene un parque que recuerda a John Lennon, también existe La Caverna de The Beatles en la ciudad de Holguín, donde los más veteranos van recordar al grupo, a escuchar su música y cantar. Abel Prieto, ex Ministro de Cultura, ha escrito una novela “El vuelo del gato” donde la presencia de los Beatles, los Rolling Stones, Bob Dylan, Janis Joplin y Simon y Garfunkel aparecen en numerosas páginas. Prieto, además, ha hecho un dibujo de John Lennon.

Lo que estaba prohibido, mas tarde fue promovido. [6] Videos de los conciertos de The Beatles se muestran actualmente en la Televisión Cubana en horarios de máxima audiencia. En junio de 2006, un grupo musical cubano realizó “Hey Jude” en Londres con el sonido de la percusión a ritmo de conga. Hay un extraordinario álbum en el que artistas cubanos cantan canciones de The Beatles, pero con ritmos cubanos. [7]

El 8 de diciembre del 2000, Fidel Castro inauguró una estatua de bronce de John Lennon, una imagen del músico sentado en un banco en un parque de La Habana, mientras se escuchaba de fondo “All You Need Is Love”, de Lennon.

De hecho, The Beatles han sido completamente apropiados y cubanizados incluso por los niños. En agosto pasado en el teatro Karl Marx, la compañía infantil La Colmenita realizó una versión de La Bella Durmiente con música de los Beatles. El mismo grupo se presentará en el 10 ° Festival de Teatro Infantil en Moscú. El festival ha sido organizado por UNICEF. Participarán niños de los cinco continentes. Los cubanitos actuarán en español, inglés y ruso en una obra titulada: “La Cenicienta … según los Beatles. “[8]

*Trabajo publicado en Marzo 29, 2008 en CounterPunch

NELSON P. Valdés es un profesor retirado de sociología en la Universidad de Nuevo México. Este ensayo apareció originalmente en Cuba-L Analysis [2008].

Notas

[1] 17/02/08 – Washington Post – As Fidel Fades From the Scene [por Tom Miller]

[2] Los Beatles no eran los únicos que no estaban permitidos en Cuba. Se podrían incluir otros grupos, como The Rolling Stones o músicos cubanos que salieron de la Isla.

[3] La prohibición de los Beatles se ha atribuido a Papito Serguera que encabezó el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Sin embargo, había otras personas en posiciones de autoridad y poder que consideraban la música en idioma Inglés una forma de diversionismo ideológico. Ver: Ernesto Juan Castellanos, John Lennon en La Habana con un poco de ayuda de mis amigos. Ediciones Unión, 2005 [véase la sección Papito Serguera – “Los Beatles no estuvieron prohibidos en Cuba”]. Una parte del capítulo se puede encontrar en: http://puntocubano.wordpress.com/

[4] Correo electrónico de Ned Sublette a Nelson Valdés, 19 de Febrero, 2008 8:57

[5] Domingo Amuchastegui ha escrito una evaluación equilibrada de esos días. Ver: 26/08/07 – Cuba-L Analysis (Albuquerque) – Ni Quinquenio Gris Ni Decenio Negro

[6] 01/25/08 – Juventud Rebelde (Habana) – Los Van Van’s Juan Formell Still Has the Last Word; 03/12/05 – La Jiribilla – Conversando con Silvio Rodríguez [by Marta Valdés]

[7] See: “Here Comes … el Son: Songs of the Beatles with a Cuban Twist,” reviewed by Jacira Castro.

[8] 03/27/08 – Juventud Rebelde (Habana) – La Colmenita to Participate in World Festival of Children’s Theatre

Me gustaría agradecer los comentarios y sugerencias proporcionadas por Jacira Castro, Louis Head, Robert Sandels, John Kirk, Domingo Amuchastegui y Ned Sublette. Por supuesto, los errores son de mi autoría.

Tomado de Cubadebate

13 comentarios

  1. EN CUBADEBATE, SE CORRESPONDE. EN LC, NO SE CORRESPONDE.

    Mi opinión personal. No hace tanto en un comentario sobre “el cuarto poder” yo mismo clasificaba a CUBADEBATE como ¿órgano oficial del departamento ideológico del CC del PCC?

    Así que no es en lo absoluto sorprendente el que publiquen un artículo como este para ofrecer UN ENTRETENIMIENTO.

    ¿Es este tema el que debe ser debatido, con respeto y divergencia aquí en LC?

    ¿Es este tema el que va a resolver la emigración de jóvenes?

    ¿Es este tema el que va a ayudar a hacer un país mejor?

    ¿LC ha separado los pies de la tierra y sus oídos del clamor de los de a pié?

    No creo que la reproducción de artículos como este sea la línea editorial que se corresponde con La Joven Cuba.

    Es tan sólo mí criterio.

    Mendaro Gregory

    mendaro.gregory@gmailcom

    • Queridos jóvenes, Mendaro también, porque la juventud ES UNA ACTITUD ANTE LA VIDA:

      Aquí le expliqué esto a:

      John G:

      Los trabajadores son personas diferentes unos de otros, fundamentalmente por sus especialidades, pero, dependientes unos de otros por el flujo productivo donde desarrolla su labor… Sus criterios varían por sus vivencias personales, sus niveles culturales y el grado de penetración que la ideología burguesa, a través de la acción dialéctica propaganda-publicidad, deformadora de su percepción de la realidad, moldeándolos a su ideología, que no es otra cosa que la distorsión de la realidad en dependencia de los intereses explotadores de la alta burguesía.

      Los trabajadores con CONCIENCIA DE CLASE PARA SÍ, son los que abrazan su TEORÍA CIENTÍFICA: el Marxismo-Leninismo, que surge de la integración de lo positivo de todas las teorías y ciencias particulares, y que de cuya integración salen consolidadas y desarrolladas.

      Son los teóricos burgueses los que conceptúan a las masas populares como algo amorfo, e inmoldeable… ¡Siendo todo lo contrario!… Como “el hombre es producto de las circunstancias y la educación”, su enriquecimiento social por medio de su integración y su desarrollo científico los une, al destacar todos los puntos que los integran, y lima todos aquellos que los diferencian; por lo tanto no es una suma amorfa de seres, sino, la integración consciente de individualidades con objetivos comunes.

      Esa capacitación no homogeneiza, hace que ellos tengan que elegir de entre ellos los más activos, organizados y experimentados para que los dirijan y representen en sus Organizaciones de Masas y Sociales; para que integren las filas del Partido de la Clase Obrera y su Juventud; y en los diferentes niveles de dirección del Estado: SUS REPRESENTANTES.

      La Dictadura del Proletariado es la forma de DEMOCRACIA VERDADERA, porque es cuando únicamente son las amplias mayorías, EL PUEBLO, los que ejercen el PODER DE ABAJO HACIA ARRIBA, (todo lo contrario a como se hizo, cuando surgió la propiedad privada y la explotación del hombre por el hombre), funcionando sobre el Principio del CENTRALISMO DEMOCRÁTICO, donde TODO se debate hasta procurar el consenso, y los representantes a los distintos niveles hacen DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO LO ACORDADO, convirtiéndolo en la Constitución y las Leyes que la hacen letra viva.

      Sí es verdad, ES UNA DICTADURA, contra todo aquel que incumpla, y sanciona severamente a los infractores, ¡¡¡de la clase social que sea!!!… No solo a los obreros confundidos y los lumpemproletarios… POR SUS ACCIONES PRÁCTICAS, NO POR LO QUE PIENSEN.

      Como se expresa en la Santa Biblia: “Los conoceré por sus obras.”

      ASÍ LOS CONOCE EL PUEBLO, POR SUS VIRTUDES, O SUS CA-GA-DAS.

      Por no ejercerse el PODER DE ABAJO HACIA ARRIBA, como lo orientó teóricamente Marx, basado en la experiencia de la Comuna de parís, es las PROHIBICIONES, “no prohibidas”; LOS PRECIOS ABUSIVOS, por no haberse estipulado el PAGO SEGÚN LA CANTIDAD Y CALIDAD DE SU TRABAJO, las Normas Regulativas de la Oferta-Demanda, ni los Mercados que posibiliten la MICRO Y MESO ECONOMÍAS… Y una tonga de ETCÉTERAS INTERMINABLES.

      Tal y como por la CULTURA se educa extradocentemente, también la SUBCULTURA Kitsch deforma, y en nuestra sociedad impera.

  2. Mendaro Gregory, no se debe excluir ningún tema, todo lo que ha ocurrido en nuestra Isla en los cinco decenios pasados ha traído como resultado el estado actual del país.
    Existen muchos jóvenes cubanos, no casos aislados, que por el solo hecho de escuchar la música de este grupo, se le acusó de reminiscencias pequeño burguesas, y esa calificación cambio para siempre sus vidas, pues fueron marginados.
    Y lógicamente es saludable leer artículos como éste, para recordar, no repetir prácticas erróneas o nefastas y fundamentalmente, no olvidar.

  3. “The Beatles fueron percibidos como la vanguardia del consumismo egoísta y no como los músicos revolucionarios que eran.”

    Fueron percibidos por quien? Por los censores que tienen nombre y apellidos. El pueblo siempre ha escuchado lo prohibido en sus casas a puertas cerradas. Y leido lo prohibido con libros disfrazados de otros libros. Al cubano le han impuesto precepciones ajenas que le limitaron lo que cuulturalmente podia consumir. No fue algo percibido por 11 millones colectivaamente.

    Yo creo que en el caso especial de los Beatles fueron censurados precisamente por revoltosos.

    Pregunta y me dicen que piensan. Joaquin Sabina nunca fue ampliamente difundido en Cuba en la radio. Yo lo conoci por un cassette que me prestaron.

    Es curioso que siendo el fenomeno musical que era y es, un tipo de izquierda ademas, no fuera difundido ampliamente en Cuba. Serrat si, Sabina no. Que tenia Sabina, quizas que es impredecible?

    Porque no lo difundieron mas? Alguien me da su opinion?

    • Pienso que todo ello obedeció al temor del gobierno a que se reunieran muchos jóvenes escuchando su música, y que no se pudiera controlar, en esos tiempos, aunque parezca exagerado se prohibió todo tipo de reunión, sin que mediara un permiso, solicitado en la policía, para ello, los permisos para realizar fiestas en las casas, aparecieron en ese momento, no para controlar el orden público, o sea la tranquilidad e la ciudadanía, sino para tener control e impedir que pretextando reuniones civiles se desarrollaran actividades contrarrevolucionarias, o se pactaran salidas clandestinas del país. Los salones de espíritismo si iban a realizar una sesión con mucha asistencia, tenían que informarlo a la policía, ciertamente fue un momento bien difícil para todo el que lo vivió.
      Prueba del temor que siempre ha tenido el gobierno de no poder controlar actividades multitudinarias en esa época fue la prohibición de los cértamenes de belleza o Reina del Carnaval como lo conocemos los cubanos, producto de que en la elección de 1970 en la Ciudad Deportiva de La Habana, al no estar el público de acuerdo con la decisión del jurado, comenzaron protestas en las gradas, protestas para nada políticas, pero eso implicó- no más reinas de carnaval.

  4. A mis amigos de LJC y todos lo que lean estas letras, les dejo saber que ya está disponible para descargarlo gratuitamente mi libro “Posibilidades en la Existencia” –Los análisis y la lógica de un pensante desalineado. Podrás descargarlo gratis desde Amazon book los días del 7 de Mayo hasta el 11 del mismo mes. Para hacerlo hay que abrir una cuenta si no la tiene y también descargar una app para poder leerlo en otro equipo que no sea una tableta kindle. Descubrirás en él una manera distinta de entender las cosas, así como en la forma en que son explicadas.
    https://www.amazon.com/Posibilidades-Existencia-an%C3%A1lisis-pensante-desalineado-ebook/dp/B01E9XZ6VQ?ie=UTF8&ref_=cm_sw_r_fa_dp_13rexb03AZQ01

  5. Los ciegos y tuertos del comunismo cubano, Nelson P Valdés, tanto recuento historico y se le olvido, La Primavera de Praga,que duró desde el 5 de enero de 1968 hasta el 20 de agosto de ese mismo año, dan pena esos oficialistas, este hecho historico, conmovio la opinion publica internacional y coloco a Fidel Castro en contra de la mayoria de la izquierda internacional, por su apoyo, a los tanques rusos en las calles de Praga. De nada valieron los tanques rusos y Fidel ha vivido una larga vida para ver el fracazo de todo el bloque socialista y la vuelta de los yanquis a Cuba…Karma!!! 🙂 🙂 🙂 Saludos 😉

  6. Todo llega

    Diana Fuentes y su esposo (mitad de calle 13) estuvieron en primera fila en el desfila de Channel,,,,la propia Fuentes bailo’ con el presidente de dicha empresa en gala privada,,,, y la cantante estara en la portada de oncubamagazine vestida por la exclusiva marca.

    Que les parece ?????????

    A me me parece exelente que se vista,opine y actue como le de la gana,,,,,,,,,,pero por favor,dejen de criticar a los demas y hacerce los embajadaroes del proletariado.

    • @ Lennon…Exacto, somos capitalistas y mas na’, yo nunca entiendo, porque el gobierno de cuba, tiene tanto empeño en ocultar de palabra, lo que estan haciendo de hecho, Capitalismo Monopolista de Estado, no importa que sea ñato, lo importante es que respire… 🙂 🙂 🙂 Saludos

      PD.- Tampoco entiendo porque los exiliados tienen que criticar la llegada de Coco Chanel a Cuba, yo lo considero una victoria del capitalismo desarrollado, el jet set international y la “elite criolla cubana”, en el 1% todos son felices, aunque se apoden socialistas! 😉

  7. EL CARTUCHO QUE CONTIENE LOS CARAMELOS DE MÍ VIDA, ESTÁ CASI VACÍO. (Por eso ahora los saboreo uno a uno y no los malgasto)

    Siempre que escribo el texto MI OPINIÓN PERSONAL estoy aceptando todas las demás opiniones diferentes a la mía.

    Es más, en algunos comentarios, de los que realizo por correo que es la posibilidad que tengo, algunos foristas me han tratado de llevar más radicalmente hacia un lado o hacia el otro.

    Yo los entiendo e incluso los comprendo pues no siempre tuve la edad que actualmente tengo, pero gracias a la formación familiar que recibí desde la cuna siempre he logrado romper el mito de que “los cubanos o no llegamos o nos pasamos”.

    Si hoy oso expresar en este artículo un comentario como el que realicé es por creer realmente que hay cosas más importantes que los jóvenes tienen que resolver AHORA pues si se quedan dialogando sobre la reciente historia, no serán copartícipes del presente y del futuro. Y seguirán arrastrando lo que nosotros los mayores, bien hecho o mal hecho, le dejemos.

    Nosotros creímos en LOGROS, pero ustedes no tienen que creer en esos logros pues tanto nosotros como ustedes, los jóvenes actuales, ya los hemos pagado con creces. Por tanto ya no son logros SINO DERECHOS.

    No tendré hoy, ni mañana ni nunca, la verdad absoluta. Pero sí soy honesto cuando los invito a pensar en el HOY y en el MAÑANA, pues para la historia reciente ya tendrán tiempo.

    De todos modos esto es tan sólo mi opinión personal. Pero al menos soy consecuente con ella y llevo ya un rato, tal vez no todo el suficiente, tratando de devolverles a los jóvenes la oportunidad de cometer sus propios errores, o no.

    Aquí les dejo el vínculo a un comentario que en agosto del 2015 me publicaron. (Sé que el título es provocador, pero no se guíen por el título y léanlo, si tienen tiempo)

    YO ESTOY ORGULLOSO DE HABER SIDO MILITANTE DE LA JUVENTUD COMUNISTA DE CUBA.

    http://elcolimador.cubava.cu/2015/08/26/queremos-ser-del-partido-comunista/#comment-45785

    Mendaro Gregory

    mendaro.gregory@gmailcom

Deja tu comentario en LJC

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s