Sobre censura y autocensura

autocensuraPor: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu/@JimmydeCuba)

Ayer LJC publicó un post sobre periodismo y censura – o de censura en el periodismo- hoy yo vengo a hablar de la autocensura en nuestros medios. También pudiera referirme al instinto de auto conservación de algunos periodistas y estaría hablando de lo mismo.

Desde hace semanas en el programa Deportivamente de Radio Rebelde se dijo que más de veinte peloteros cubanos que habían abandonado el país por diferentes vías, habían regresado y en el programa muy acertadamente se abogaba porque los dejaran jugar.

Desde que se mencionó el hecho cada noche llaman oyentes preguntando por los nombres de los peloteros, pero invariablemente la respuesta era que “en su momento” se diría, que ellos no tenían toda la información y que habría que entrevistar a algún funcionario de la CNB para conocer sobre el tema.

En el programa de anoche llamó un periodista “de provincia”, mencionó el hecho y se refirió a una circular enviada por la CNB que decía que solo podían jugar los peloteros que:

  1. No habían abandonado el país de manera ilegal.
  2. No abandonaron un equipo en una competencia.
  3. No incumplieron el contrato con sus provincias y equipos.

Al escuchar eso casi infarta el carismático locutor Roberto Pacheco pues como bien dijo, a pesar de que durante semanas en ese programa se estuvo diciendo que no podían decir los nombres o referirse al tema sin consultar con la CNB, esta pasó por alto el programa –que varias veces los altos directivos de la CNB han dicho que escuchan todos los días- y no les enviaron la referida circular.

Se molesta Pacheco porque dice que a los medios los utilizan porque los mandan a llamar solo cuando quieren que se divulgue algo pero se ignoran en casos como estos. ¿Tiene razón Pacheco y sus colegas de Deportivamente para estar molestos?

Quizás sí, pero yo creo que ellos mismos se lo buscaron, porque en lugar de “tirar paños” durante días como dijeron, tenían que haberle dado seguimiento al tema, llamar a las provincias, preguntar nombres, en fin lo que se espera que haga un periodista.

¿Alguna ley lo prohíbe? ¿No respondería eso a los intereses de los oyentes que se interesaron llamando al programa? ¿Responden nuestros medios a los intereses del pueblo o a los de los funcionarios?

Hace daño la censura, pero la autocensura no se queda atrás.

Sobre el tema de los peloteros, bueno hay que ver las cosas en su contexto. No me da ninguna gracia que juegue de nuevo un pelotero que abandonó un equipo en un evento internacional o en la serie nacional , pero las reglas deben ser parejas. Si permitimos que los médicos que abandonaron una misión regresaran ¿por qué no darle la misma oportunidad a los deportistas? Ya les tocará a ellos ganarse de nuevo la confianza del pueblo.

No podemos olvidar que la inmensa mayoría de esos que regresan son jóvenes a los que sacaron del país engañados –verdaderas mafias lucran con ellos- y que luego chocaron con la triste realidad. Cerrarles las puertas sería un error. Quizás lo aconsejable sería hacer tabula rasa y aclarar las reglas del juego a partir de ahora.

Debemos sumar, no restar. De censura y autocensura en nuestros medios se puede hablar mucho. Este es sólo un ejemplo.

Anuncios