CUBABAT, el sueño de lo posible

Proyecto para la conservación de los murciélagos y sus hábitats

Por: Julio César Pérez Verdecia. Julio.verdecia@umcc.cu

El pasado 19 de enero del 2016, sobre las 9 am, se desarrolló en la finca          “Jardines de Bellamar” en la provincia de Matanzas, el Seminario de Educación Ambiental, Educando sobre la importancia de los murciélagos como servidores ecosistémicos y regeneradores de bosques.

Espacio que lideró Yoel Monzón González, director de CUBABAT: Proyecto para la conservación de los murciélagos y sus hábitats, creado para el estudio y la conservación de los quirópteros cubanos y sus refugios.

Dichos nichos pueden ser desde las conocidas cuevas y grutas de nuestro hermoso carso, hasta determinadas especies de palmas, en cuyas hojas secas suelen crear sus colonias, así como las hendiduras naturales de los árboles o los espacios cedidos por las construcciones humanas.

Esta vez participaron en el seminario de carácter provincial: estudiantes de la sede pedagógica de la Facultad de Biología, profesores de la Universidad de Matanzas y profesores de la enseñanza media, maestros primarios, especialistas de la Empresa Provincial de Flora y Fauna, promotores de naturaleza, miembros de la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, y comunitarios.

El debate estuvo centrado en cómo a partir de los círculos de interés, las sociedades científicas y el trabajo comunitario, se puede continuar divulgando y desarrollando una cultura conservacionista que permita dar el justo lugar a nuestros murciélagos, hoy amenazados en muchos lugares por la destrucción de sus hábitat, consecuencia de la ignorancia y el comportamiento irresponsable tanto de personas naturales como de personas jurídicas.

En el mismo seminario se tomaron acuerdos para la expansión de acciones encaminadas a consolidar la labor del proyecto CUBABAT a partir de incrementar su voluntariado.

Los murciélagos, quienes entre sus funciones tienen el mérito biológico de ser dispersores de semillas y probablemente los más importantes controladores de las poblaciones de insectos tan molestos y peligrosos como los mosquitos, además de ser polinizadores, merecen al decir de Monzón, el respeto y la voluntad de todos los cubanos para la conservación de sus poblaciones.

Una hipótesis planteada por este apasionado especialista es que, la disminución de las poblaciones de murciélagos por diversas causas, casi todas ligadas a la acción del hombre, puede hacer que se incrementen las manifestaciones de enfermedades tropicales asociadas al incremento de poblaciones de insectos como el mosquito y que solían ser controlados por nuestros quirópteros.

El sueño de convertir la conservación de nuestros nocturnos mamíferos alados es una cuestión de necesidad social, pesa sobre la acción de educar desde el punto de vista ambiental y desde el lógico fomento de una cultura de naturaleza. El proyecto CUBABAT paso a paso, convierte la utopía en realidad, al ir sumando niños, jóvenes, estudiantes, profesionales y gente común, a ese ejército de defensores de la naturaleza y su diversidad.

Las fotos que a continuación presentamos son el reconocimiento de La Joven Cuba al trabajo de los miembros de tan interesante y laborioso proyecto.

imagen 1.3

imagen 1.4

Imagen1.2

imagen1.5

Anuncios