¿Se verán horrores?

Por Jesús López Martínez

Hace varios días escuché la noticia de que venía una delegación de las Grandes Ligas a dar clínicas en Cuba. Pensé…bueno, allí están las mejores condiciones y la mejor técnica del mundo para jugar beisbol. Pero anoche escuché por Telesur que en esa delegación de “buena voluntad” se encuentran Pito Abreu, Yasiel Puig y el que era jardinero central de Pinar del Río que allá juega en el cuadro y que no recuerdo su nombre.

Si eso es verdad, ¿cuál es la voluntad? ¿Que los peloteros que están aquí hagan lo mismo que hicieron ellos?

¿Qué le va a decir Pito Abreu a Borrero? Remolcador, te quedaste aquí aferrado a Villa Clara y a Cuba, si hubieras hecho como yo que no pensé en Cienfuegos, ni en nada ni en nadie, hoy serías millonario.

¿Y qué le va a enseñar Yasiel Puig a Despaigne? Que tenía que haberse olvidado de Granma y de Cuba para ganar bastante dinero?

Todavía tenemos profesores del deporte y directores de equipo que enseñan a sus alumnos a enaltecer a su provincia y a la Patria por encima del dinero

¿Qué dirán esas personas de esta misión de “buena voluntad”?

¿No vendrán médicos de los que se han acogido al “parolee” a darle clínicas a los médicos cubanos? ¿No les dirán: ustedes saben mucho de cólera y de ébola, pero esas son enfermedades de pobres y de negros, hay que aprender mucho de las enfermedades que afectan a los ricos que son los que más pagan?

¿No vendrán científicos de “buena voluntad” que nacieron aquí y se han quedado trabajando en países del primer mundo a “restregarle” en la cara a los científicos cubanos las condiciones materiales de vida y de trabajo que poseen?