La Universidad por dentro: Etapa de verano

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Jesús López Martínez

El verano es la etapa donde casi la totalidad de los cubanos disfruta de vacaciones y en el caso de la educación es la totalidad. Sin embargo, la universidad desarrolla un grupo de actividades en esta etapa para contribuir al esparcimiento y la recreación sana de la población.

Se impartieron 105 cursos de verano en los que participaron 2705 personas, por supuesto que nadie tuvo que pagar nada por ello. Más de 1000 personas participaron en actividades que llevan a cabo los proyectos comunitarios universitarios. Estas actividades pueden ser artísticas, de preservación del medio ambiente, deportivas, etc. Claro, totalmente gratis.

A excursiones a la playa de Varadero asistieron 2160 trabajadores y sus familiares. Esta excursión incluye el transporte y la alimentación, fuertemente subsidiada, pues cada persona paga 0,49 CUC. En excursiones a la capital del país participaron 180 trabajadores y sus familiares.

Dirigentes y sus familiares hasta llegar a la cifra de 252 disfrutaron de una semana de vacaciones en La Habana que incluye transporte, alojamiento,  alimentación, excursiones  a lugares turísticos e históricos. Cada persona paga el equivalente a 1.10 CUC diario. Doscientos niños, familiares de los trabajadores, disfrutaron de una actividad en el Día de los Niños que incluye la alimentación, payaso, juegos infantiles. Claro, nadie paga nada.

Más de 5000 personas participaron en los actos de graduación de los universitarios que además del acto oficial incluye una actividad con talento artístico de elevada calidad. A la Universidad le costó el equivalente a 1200 CUC. Claro, ninguna de las personas que se gradúan tuvo que pagar un centavo.

Y cerramos el verano y abrimos el nuevo curso con un concierto del dúo Buena Fe con la participación de miles de personas que, por supuesto, tampoco pagaron un centavo.

Es algo, ¿No?