YO APOYO AL PALMAR DE JUNCO.


Palmar de JuncoQueridos compatriotas y amantes de la Historia del Béisbol:

Un principio justo, desde el fondo de una cueva puede mas que un Ejército.

Con este postulado martiano, quiero dar inicio a este sencillo, pero sentido trabajo, sobre la amenaza que se cierne sobre los Orígenes del Béisbol en Cuba y en particular con ese sitio emblemático de la geografía cubana, donde se yergue majestuoso, el Estadio de Béisbol en activo mas antiguo del mundo, condición que le valió que el 24 de Julio de 1991, le fuera otorgado la condición de Monumento Nacional, única Instalación beisbolera en el país en otorgarsele esa distinción, y donde el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), a través de su titular en ese entonces el Lic. Conrado Martínez Corona con motivo de celebrarse en Cuba los XI Juegos Panamericanos, consideró rendirle homenaje al Palmar de Junco, situándose en sus Instalaciones el Hall de la Fama.

Ahora bien, durante los días 7 y 8 de noviembre de 2014, se celebró en el Estadio Latinoamericano un Coloquio con la participación de Cronistas e Historiadores del deporte, de todo el país, creándose la Comisión Especializada de Cronistas e Historiadores del Béisbol Cubano, para dar los pasos iniciales para la instauración del Salón y Museo de la Fama del Béisbol Cubano. Después de un amplio y profundo debate, franco y abierto se decidió, elaborar un Proyecto de Acuerdos que fue aprobado de forma mayoritaria por los sesenta y ocho especialistas convocados, recogiéndose específicamente en el acuerdo  número 4, lo siguiente:

Recomendar al INDER y a la Dirección Nacional de Béisbol, a partir del Proyecto debatido, en este Coloquio, que incluya además dentro del mismo como extensión imprescindible al Estadio Palmar de Junco. Con este acuerdo se daba continuidad a lo establecido en la Resolución 104 del año 1991, de la Comisión Nacional de Monumentos, del Ministerio de Cultura, presididas en ese entonces por los extintos Dr. Antonio Núñez Jiménez y la Dra. Marta Arjona Pérez, Presidente y Secretaria Ejecutiva de dicha Comisión respectivamente.

Sin embargo, en el primer semestre del año en curso, el Comisionado Nacional de Béisbol Cubano Heriberto Suárez de forma unilateral y arbitraria e infringiendo flagrantemente lo acordado de forma democrática, por los referidos Especialistas convocados en representación de todas las provincias del país, decide cambiar la Sede del referido Salón y Museo de la Fama, para el Estadio Latinoamericano, abrogándose un derecho que no le asiste, pues la ignorancia o la ocultación de acontecimientos históricos importantes constituyen un obstáculo para el entendimiento mutuo, la reconciliación y la cooperación entre las partes involucradas. Pensábamos que después de mas de 23 años, de enconados encuentros y desencuentros, habíamos llegado a un consenso, que posibilitaría un destino mas luminoso de la bien llamada ¨pelota cubana¨, que es la doctrina mas extendida en la mente y el corazón de nuestros compatriotas y amantes del béisbol mundial y tratándose de los cubanos, es parte indisoluble, de una manera u otra, de su identidad.

No obstante, pensamos que la razón y la justicia se impongan mas temprano que tarde, porque debemos de apartarnos de chovinismos o regionalismos estrechos, pues somos del criterio que el béisbol moderno en Cuba, emergió en diferentes sitios del país, casi simultáneamente, como La Habana, Matanzas, Cárdenas, Sagua la Grande y Remedios,y que debemos dejar a un lado las bizantinas discusiones en torno a los términos de cuna o donde se jugó por primera vez, porque los mismos guardan cierta ambigüedad, mientras que preferimos el de ¨patrimonio histórico¨, que no busca más que enaltecer y registrar, in situ, a ese lugar donde el béisbol se jugó de manera temprana y donde el hecho está debidamente documentado.

Quiero terminar mi trabajo, evocando las palabras del insigne historiador mexicano y Asesor del Salón de la Fama de dicho país Cesar González, y esperemos que pueda servirnos de arbitro en este enconado litigio, cito……creo que el béisbol necesita un lugar simbólico para honrar sus inicios. Así como en EE.UU. existe Cooperstown, sin ser la cuna histórica, si es una cuna simbólica, porque ese lugar sirve para que la gente honre los inicios del béisbol, creo que en eso se convertirá el Palmar de Junco, hoy lo asiste la verdad histórica, pero si un día se encuentra evidencia histórica mas antigua en otro lugar de Cuba, el Palmar seguirá siendo el lugar para honrar al inicio del juego, porque cumple con ese lugar físico, preciso y tangible en donde se practicó béisbol antiguo y que servirá como un lugar casi de peregrinaje. Somos historiadores, pero también somos amantes del juego y además de buscar la verdad histórica queremos símbolos tangibles, que sigan de pie, para poder honrar este juego………

Por tanto sin que nadie se ofenda, no es nuestra intención; tenemos que concluir diciendo que este privilegio que le correspondió al PALMAR DE JUNCO implica que las generaciones actuales tendrán que hacer el máximo esfuerzo para llevar adelante esta obra colosal que es el Salón y Museo de la Fama del Béisbol Cubano, pero pienso que con la unión de todos lograremos obtener la victoria y así saldar una deuda, con las generaciones que nos precedieron, y poder, a la vez, transferir a las futuras esta joya del Patrimonio Nacional y Mundial.

Lic. Alfredo Lauro Santana Alonso.

Historiador de Béisbol.