El arte de coger botella


pedir_aventonPor: Yunielis Moliner Isasi

Justo cuando mi día parecía gris… cogí botella. Y aunque no hablo de una Havana Club, una botellita siempre es bienvenida cuando el calor hace estragos y el transporte brilla…, pero por su ausencia.

Sin embargo, ¿qué es coger botella? Es el arte de detener vehículos en movimiento. Es un ejercicio muy común en estos días cuando la guagua no pasa o no queremos ir en ella, y la guagua es…, ese concepto lo explico otro día.

Dicen los historiadores que la primera botella la paró una india descomunal por el oriente cubano. Después de eso el español de nombre Colón expresó: “esta es la ´india´más hermosa que ojos humanos hayan visto”.

Claro, por la seguridad matrimonial de los pasajeros de La Niña, La Pinta y La Santa María, se omitieron o tergiversaron algunos datos históricos.

La segunda botella registrada fue la de una taína que volvió loco a Hernán Cortés. Ella caminaba por la playa como Dios nos mandó al mundoy el barco paró en seco y le dio un tour por la Isla. Eso le pasó por…, por no saber que la primera regla de este arte es conocer cuál es tu destino final.

En la Habana colonial no proliferaron las botellas a causa de esa moda de pasearse en volantas por el Prado. No obstante, los estadísticos no comprenden el alto índice de accidentes en la urbe. No se engañen, la causa no eran problemas mecánicos en los coches, sino que los criollos no podían darleaventones a las mulatas y cada vez que veían a una con ese movimiento de caderas que no se sabía si era de  congo o de carabalí, el carruaje y otras cosas se descontrolaban.

La verdad a mí no me gustaba coger botella sola, siempre iba acompañada por dos más, éramos como las tres mosqueteras, todas para una y una botella para todas.

Es que hay que tener carisma y conocimiento en este oficio. Por ejemplo, si la chapa es amarilla, actualmente blanca, es preferible no mirar o acabarás con dolores en los bolsillos.

Ahora, si la chapa es también blanca, pero con una lista azul hay que hacer seña un kilómetro antes, porque los choferes se hacen los ciegos. No los culpo, el primer requisito para manejar vehículos estatales es tener insensibilidad visual.

Si veo una chapa T, T de sector importante en Cuba, quizás tenga mejor suerte, esas personas son muy amables, te pueden dejar en la puerta de tu casa.

Hay sus novatadas botelleras, por ejemplo, puedes parar un taxi y al darte cuenta hacerte la desentendida. Igual a veces hay que decir sus mentirillas, si te preguntan el nombre dices Anabel si te llamas Ana, o si eres soltera te inventas un novio, claro, siempre depende de la botella…

No todos los días puedes parar un carro, hay quien cree que hay que ser bonita y si no eres…, el carisma siempre cuenta. Mientras tanto no es malo ejercitar el arte de coger botella porque una botellita siempre es bienvenida cuando el calor hace estragos y el transporte brilla…, pero por su ausencia.