El desprecio al capital nacional

miradasalaeconomiacubana

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu) Twitter: (@RobertoPeralo)

La aprobación de la Ley de Inversión Extranjera (1) crea condiciones favorables para reanimar la economía cubana utilizando en capital foráneo. Pero existe una marcada tendencia en el pensamiento económico cubano, no solo de los dirigentes del gobierno sino también de muchos economistas y empresarios, de subvalorar y menospreciar al Capital Nacional.

Las declaraciones de la viceministra de Comercio Exterior Aida Chávez (2) hacen creer todo lo contrario: “Cuba modificará sustancialmente la estructura de sus servicios gastronómicos en los próximos años, con el paso gradual y ordenado de esa actividad a manos del sector no estatal”… “La decisión (…) pretende modernizar una actividad que requiere hoy servicios con la calidad y seguridad que merece el pueblo cubano y los turistas que nos visitan”.

Si la esfera productiva es la que más aporta al crecimiento económico y las autoridades reconocen la eficiencia con que trabaja este sector ¿Por qué solo limitar la participación del sector no Estatal a la esfera de los servicios? ¿Cuánto potencial existirá en el sector productivo que no se está explotando, por cuestiones subjetivas?

Conocer el triste final de la Empresa Estatal “1ro de Mayo“ del municipio Unión de Reyes, mas conocida como la “Fundición“, me reafirma que en temas económicos nos ha faltado creatividad y visión. Esta industria, con más de 40 años de experiencia, contaba con toda la infraestructura material, técnica y de recursos humanos capaces de diseñar, construir y someter a prueba todo tipo de piezas para lo centrales azucareros.

Se llegaron a diseñar y fabricar equipos de alta complejidad técnica, un ejemplo de ellos son las bombas de vacíos rotatorias, que no se hacían en ningún lugar del país y hoy se están importando. Esa industria generaba más de 11 mil empleos. La materia prima fundamental que utilizaba es el hierro, existente en Cuba. La única materia prima que se importaba era el carbón que se utilizaba para derretir los metales.

Cuando inicio el proceso de “reestructuración de la Industria azucarera“, (3) se decidió cerrar la fabrica. Algunos equipos fueron trasladados para otros lugares, otros fueron saqueados y robados, la inmensa mayoría se pudrieron en los talleres.

Alberto Perret Ballester quien trabajó en esos talleres desde que era un joven. Nos cuenta que cuando se dio el problema en la termoeléctrica Guiteras de Matanzas y Fidel iba casi todos los días allí, recuerda haber leído en el periódico que habían traído un barco de Francia con tubos de hierro fundido …“Yo leí aquel artículo y decía: caramba, hacer esos en Francia debe de haber costado una barbaridad y traerlos para acá dos barbaridades. Y todo eso se hacía en esa empresa, desde una pieza simple de acero“.

Si ya no era de interés del estado cubano dicha industria: ¿Por qué dejarla que se destruya de esa forma? ¿Por qué no se la entregaron a sus trabajadores y se organizó una cooperativa? ¿Por qué convocar solamente al capital extranjero para el rescate de la capacidad productiva de nuestra economía?

Cuando el Che era Ministro de Industria convocó al movimiento obrero que participara de forma directa en distintos proyectos de industrialización y estos aportaron el 4% de sus ingresos para crear un fondo de inversión. También sin ningún tipo de prejuicio llamó a la burguesía nacional a estos planes y se aprobó la primera reforma tributaria con estímulos suficientes para atraer al capital industrial nacional.

Son otros los tiempos y las circunstancias también son diferentes. Hay que aprovechar el potencialidad y las ventajas competitivas de las formas de gestión no estatal, liberarlas de todas las barreras burocráticas para su desarrollo. No limitarlas solo a algunas ramas de los servicios.

En el modelo económico cubano “que alguien está diseñando“ tiene:
• Que existir espacio para que los ciudadanos CUBANOS con proyectos e ideas económicas, encuentren un marco legal favorable para desarrollarlo. • Que vean a las empresas estatales como su mayor aliados.
• Que estos proyectos sean la base productiva del país.
• Que se conviertan en el eslabón primario del encadenamiento productivo.
• Que se conviertan en los principales prestadores de servicios de las empresas estatales. • Que exista una banca flexible capaz de ayudar financieramente esos proyectos.
• Que los empresarios junto a los trabajadores asuman de conjunto los riesgos financiero que todo nuevo proyecto económico enfrenta.
• Que el Estado cuando no sea capaz de hacer rentable una industria, en vez de destruirla, socialice la propiedad de dicha industria y la ponga en manos de sus trabajadores, sin ningún tipo de prejuicio.

Si ninguna de estas ideas contradicen las bases reales del socialismo. ¿Por qué serán tan difícil de aplicarlas?

(1) http://wp.me/pRuWw-2F4
(2) http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article2165007.html (3) http://jovencuba.com/2014/03/06/la-azucar-que-sabe-amarga/

Anuncios