Impelable: una verdad sobre la escasez y el abastecimiento que deja al desnudo la crisis económica


Sucede en Caracas como en otras ciudades de Venezuela, una escasez diferenciada. Quiere decir esto que en una misma ciudad, según sector popular o de clase media alta, los productos se consiguen, o no. Obviamente, los supermercados de las zonas de clases más privilegiadas tienen la suerte, nada casual, de conseguir los insumos que en el Oeste de Caracas, por ejemplo, el ciudadano común no halla.

La tesis económica más simple sugiere que la crisis del desabastecimiento se debe a que hay mayor demanda y menos producción. El control de las divisas estimula el caos: “Nada de lo que ocurre es desconocido (…) venimos advirtiendo que si no solamente se soluciona el tema de divisas, sino el tema de controles de precios y sistema cambiario, íbamos a tener en el último y primer trimestre de 2015 mucha escasez, mucho desabastecimiento”, advierte el presidente de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Mauricio Tancredi.

No obstante, las más de 13 mil toneladas confiscadas en la frontera colombo-venezolana, gracias al Choque contra el Contrabando efectuado en apenas tres meses (agosto y noviembre 2014), demostró y sigue demostrándolo, que lo que se produce es vilmente desviado de los supermercados y demás centros de distribución. Lo que no se ha dicho hasta ahora en los medios es sobre esta forma de segregación social cada día más evidente.

Caso semejante ocurre cuando el desvío de los insumos lo vemos revendidos de forma ilícita en redes sociales, buhonería informal de calle, etcétera.

El escritor y abogado, Luis Britto García, exponía en reciente entrevista ofrecida a Yvke Mundial, lo siguiente: “(los altos funcionarios del Gobierno Bolivariano) deben comprender que se le está declarando la guerra, es una guerra avisada y se tiene que defender en los mismos términos”.

Si los productos son desviados en formas tan irregulares, ¿es raro entonces que el desvío se haga desde los Súper e Híper mercados del Oeste de Caracas hacia el Este? O para ser más precisos, ¿quiénes o qué surten los supermercados de San Diego (Valencia) que no surten las zonas más populares de esta ciudad?, ¿a qué se debe los niveles tan desiguales de abastecimientos en una misma zona o en dos regiones tan distintas como Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz? Esto sin duda ocasiona una suerte de migración desde las zonas más populares, en búsqueda del alimento.

Este abanico de situaciones producto de la Guerra Económica: desabastecimiento, acaparamiento y especulación, ahogan a las clases menos favorecidas que tienen que migrar sorteando los alimentos, hacia zonas más privilegiadas, de ciudad a ciudad inclusive.

¿Qué hay detrás? Precipitar un Caracazo parece ser el escenario ideal para una oligarquía que no teniendo el apoyo de las clases populares, pretende ganárselas a punta de quitarles el pan. Lo que bien diferenció las Guarimbas del 2014, de aquel fatal noviembre del 89, fue que las recientes fueron ejercidas sin el apoyo de la masa popular teniendo como resultado el fracaso de “La Salida” impulsada por Leopoldo López y adelantada por grupúsculos en zonas del este.

Para el vicepresidente de Fedecámaras en 2013 Jorge Roig, “la especulación es producto de la escasez”, ¿escasez, desabastecimiento o acaparamiento? ¿Para quiénes?

Un ejemplo lo tenemos en el supermercado Gourmet El Portal Grill, de la ciudad de Puerto Ordaz, en plena crisis económica, el tema parece estar resuelto. En fotos recientes se observa el abastecimiento envidiable para las poblaciones aledañas como Ciudad Bolívar y San Félix.

¿Tiene usted que migrar a otras zonas, barrios o ciudades tanto más abastecidas? Saque sus propias conclusiones.

Publicado en LaIguana.TV