La extraordinaria contribución global de Cuba en la medicina evidencia lo vergonzoso del bloqueo de EE.UU.