Perro huevero…


perrohueveroPor: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu) En Twitter: @JimmydeCuba

Leo en el periódico Girón que el Jefe de la Unidad Empresaria de Base (UEB) Varadero de la Empresa Provincial de Establecimientos Especiales de Servicios Gastronómicos de Matanzas y su esposa, también funcionaria de la empresa, vivían como reyes, por ejemplo alquilando un apartamento en Santa Marta por 40 CUC a la semana.

El sujeto en cuestión robó decenas de miles de CUC durante un buen período de tiempo y solo se descubrió cuando la empresa se fusionó con otra y se detectó el problema. Hasta aquí es una noticia normal, un caso de corrupción de los tantos que tenemos en nuestro país y que por suerte se están combatiendo, pero quedo atónito cuando leo que el hombre ya tenía antecedentes penales por falsificación de documentos bancarios y de comercio y malversación. Estoy de acuerdo en que todos tienen la oportunidad de enmendar sus errores y tener una segunda oportunidad pero como decía mi abuelo: perro huevero…

No se eliminará la corrupción mientras estén dadas las condiciones para que esta exista. Les pongo un ejemplo, o dos. En Peñas Altas, aquí en Matanzas, veden la lata de refresco a 10 pesos en moneda nacional (CUP) y justamente al lado venden la misma lata a 0.50 CUC o a su equivalente de 12.50 CUP. Los paqueticos de Pelly, los venden a 6 CUP en el Mercado Ideal y a 0.50 CUC (12.50 CUP) en el mercado en divisas.  ¿Dónde terminan esos paquetes de Pelly comprados en CUP que ves cargar en sacos? ¿Dónde están las latas de refresco que no ves en el mercado en CUP?

Lo mismo se aplica para el pomo de refresco que se vende en 25 CUP y en 1.25 CUC.

Ya lo dijo Esteban Morales y lo ratificó Raúl, la corrupción es contrarrevolución y no se puede combatir por un lado pero dejar espacios por otro para que ocurra. Cuba no podrá avanzar mientras el pueblo no tenga confianza en sus instituciones y sus funcionarios.

Pd: Mientras escribo estas líneas, alguien que lee por encima de mi hombro me dice que ahora la solución será llevar todo al precio más caro. Ojalá que no.