Salón de la Fama del beisbol cubano: La batalla perdida

3

Por: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu) @JimmydeCuba

Por principios se debe luchar hasta el final, sobre todo cuando se trata de una batalla justa. Pero a veces aún en medio de la lucha nos damos cuenta de que la suerte está echada. Quizás esté un poco belicosa mi reflexión pero no me viene otra a la mente cuando pienso en lo que sucede en estos momentos con el futuro del Salón de la Fama del beisbol cubano.

Los matanceros y otros muchos amantes del deporte en todo el país sabemos que la historia y la ley apoyan al Palmar de Junco como la lógica y justa sede, pero un grupo de personas con mucha influencia han decidido que no, que el mejor lugar es La Habana, concretamente un antiguo club elitista de la burguesía habanera –al que no entraban negros- que de golpe y porrazo nos quieren imponer como el “paraíso beisbolero” de Cuba.

Confieso que tengo sentimientos encontrados. Por un lado me parece fantástica la idea del grupo que encabeza Ian Padrón y aplaudo además su insistencia y perseverancia, sólo así se pueden lograr las cosas cuando existen trabas y burócratas que se empeñan en bloquearlas, pero eso no quiere decir que apoye la idea de que el Salón de la Fama esté en ese lugar. Qué bueno que exista un lugar donde se muestre parte de nuestro riquísimo archivo histórico sobre el deporte nacional, con salas de proyección, bibliotecas, tiendas…todo eso está bien y podemos llamarle por ejemplo “La casa del Beisbol” o algo así, pero no Salón de la Fama.

A matanzas le sucede ahora lo mismo que durante décadas le ha sucedido a Cuba. Un grupo de personas con acceso y aliados en los grandes medios de comunicación impulsan una idea mientras anulan la posibilidad de otros a expresarse. Ian Padrón ha tenido en las últimas semanas presencia en varios programas de televisión para expresar su proyecto y sus aliados han utilizado para apoyarlo los medios donde trabajan. Ni la prensa escrita ni la televisión ha mostrado por estos días el proyecto realizado y premiado del arquitecto matancero Miguel Ángel Fariñas González para construir el Salón de la Fama. Es por eso que algunos de los “Entusiastas” dicen públicamente que el Palmar de Junco no tiene las condiciones porque “no hay espacio”.

Prefiero pasar por alto otra de las tesis expresadas por la televisión cuando alguien expresó que el Salón de la Fama debe estar en un “lugar céntrico”. Para este personaje, lo que no está en La Habana no está “céntrico”. Bueno ya lo decía, mejor lo ignoramos.

Me asusta todo lo que ha ocurrido y me pone en alerta con nuestros medios, en este caso la prensa deportiva. La parcialidad de los mismos me hace pensar en cuántas veces sucede algo similar con otros temas y ni nos damos cuenta. Aunque crítico como con todo lo que considero que debe mejorar, creo que la prensa deportiva está muy por delante del resto. He visto críticas duras al trabajo de la Federación Cubana de Beisbol o a su presidente –como debe ser si lo amerita- mientras que jamás he visto que nuestra prensa critique el trabajo de un ministro u otro funcionario cuando es el responsable directo de algo que anda mal.

En el momento en que escribo estas líneas se está desarrollando la “Conferencia de prensa” en la que se da a conocer el equipo Cuba que nos representará en Veracruz, sin embargo el canal Tele Rebelde está poniendo Tenis Internacional. Pongo entre comillas lo de la conferencia de prensa porque quizás Cuba sea el único país donde las conferencias de prensa no se ponen por la televisión –eso no lo hemos aprendido aún de Telesur- y debemos conformarnos con los reportes de los presentes. En lugar de utilizar espacios públicos para promover intereses personales, o de unos pocos, le sugiero al “canal de los deportes en Cuba” que responda a los intereses del pueblo. Pero ese será tema para otro comentario.

La reunión en La Habana servirá para legitimar lo que ya está decidido, ahí le buscarán una salida elegante al tema del Palmar de Junco pero definitivamente el Salón ya no estará ahí, es dura, pero es la realidad, aunque eso no quiere decir de que desistamos de divulgar cómo sucedieron las cosas, o mejor dicho cómo no deben suceder las cosas.

Mi amigo Reynaldo es uno de los tantos matanceros que sufre con este tema. Como muestra del sentir matancero sobre el tema, publico un mensaje enviado por él:

“Hace unos cuantos años ya, que tuve la oportunidad de disfrutar del documental “Fuera de Liga” y en esa ocasión me pregunté: ¿Quién hizo esto tan alejado de la política y tan apegado al sentimiento popular?

Qué atrevido y que necesario que alguien pudiera demostrar que, el arraigo y la historia superan cualquier esfuerzo institucional.

Ese creador era Ian Padrón quien constituye para nuestro país y también para todos los matanceros, uno de los más grande realizadores de audiovisuales cubanos de todos los tiempos.
Pero nadie mejor que ese mismo creador conoce que los cubanos estamos llenos de virtudes, pero una de las más grande es que CUANDO NOS TOCAN EL TERRUÑO,UHHH, YA LA COSA ES DIFERENTE.

Pienso que una decisión como esa, la de crear el Salón de la Fama en C.Habana contribuiría al surgimiento de un disturbio sentimental entre dos provincias que históricamente han sido hermanas.

Hay cosas; y se lo decimos a los habaneros y a todos los del resto de país, que los matanceros no permitiremos que nos la roben jamás:

1-La Rumba
2-El Danzón.
3-El Valle del Yumurí
YYYY,
4-El Salón de la Fama del Beisbol Cubano.

A la llamada comisión de entusiastas:

Ese entusiasmo existía mucho antes de lo que ustedes pudieran imaginar entre los matanceros, porqué hacer parecer que son y han sido los del mayor esfuerzo ahora.
Y me gustaría añadir además; cuántos fracasos existen de querer replicar las “Bodeguitas” y los “Tropicanas” en otros lugares. Las cosas son de donde son y moverlas es forzar la historia y peor aún jugar con los sentimientos regionales.

Respetamos su amor por el deporte nacional y su pasión por los equipos de la capital, (creemos están en todo su derecho), pero por favor que tanto amor no les haga perder el sentido común y no les permita darse cuenta de que en Cuba existe solamente un lugar en donde instaurar el tan anhelado Salón de la Fama y ese no es otro que el estadio Palmar de Junco de la ciudad de Matanzas.”

La Joven Cuba se despide con imágenes de un proyecto realizado por estudiantes mexicanos de arquitectura, para el Salón de la Fama del Beisbol Cubano en el Palmar de junco. En los próximos días publicaremos el proyecto del arquitecto Miguel Ángel Fariñas.

Anuncios