El héroe que salvó un blog

Por: Harold Cárdenas Lema (haroldcardenaslema@gmail.com)

René González es uno de los cinco cubanos acusados de hacer espionaje dentro de los Estados Unidos, sin embargo en Cuba se le considera un héroe por evitar acciones terroristas en la isla. Para un grupo de jóvenes blogueros, René es alguien muy importante por una razón que hasta hoy no era pública: fue el héroe que salvó su blog.

En el contexto actual de la isla, necesitamos personas que no sean corrompibles, que acompañen los cambios que están ocurriendo en la isla y ejerzan un papel de liderazgo que aún no logramos cuajar como sociedad. Entre estos líderes de opinión sin dudas se encuentran los cinco hombres que sufrieron (y sufren) largos períodos de cárcel por combatir los actos terroristas provenientes del país norteño. Uno de ellos conoce muy bien a blogosfera, uno de ellos es posiblemente la primera figura pública de la política cubana que abre una cuenta en Twitter y la utiliza activamente.

Cuando el blog La Joven Cuba fue bloqueado en la Universidad de Matanzas a mediados del 2012, los primeros meses se caracterizaron por un silencio casi total al respecto en las redes. No fue hasta los meses de noviembre y diciembre que comenzó un movimiento de solidaridad por parte de blogueros, artistas y funcionarios que simpatizaban con el proyecto, que simpatizaban con la idea de que un blog llamado así, no podía dejar de ser tan polémico como Antonio Guiteras Holmes.

Esto coincidió con la liberación de René González Sehwerert y la restricción que se le impuso de permanecer en Estados Unidos un tiempo antes de regresar a Cuba, de alguna manera René llegó entonces a La Joven Cuba mientras navegaba por Internet. Fue en ese período cuando los administradores del sitio decidimos mantenerlo con vida y seguir blogueando, su apoyo sería decisivo.

Durante varios meses este Héroe de la República de Cuba se tomó la molestia de administrar un blog de provincia, de publicar los artículos que le enviábamos por correo al vernos impedidos de hacerlo nosotros mismos. Durante muchos meses compartió con nosotros la batalla por el cambio de mentalidad que significó el bloqueo al blog, compartió nuestros aciertos y errores. Su generación está compuesta por migrantes a la era digital pero René aprendía rápido a gestionar un blog, de manera autodidacta se convirtió en gestor de los contenidos pero había algo que se le resistía: incluir imágenes en los posts.

Nunca olvidaré el día que René puso su primera imagen en WordPress, o la manera en que nos dijo que ya lo había aprendido. Es un día que seguramente todos recordaremos por una razón bien triste, Chávez había muerto y René tenía que decir algo, al menos a través de La Joven Cuba, no sé cuánto tiempo le habrá tomado pero subió al blog una imagen y un texto en homenaje al líder venezolano.

En esos meses daba gusto verlo comentar en La Joven Cuba y ver a los troles de la intolerancia sentirse obligados a coincidir con él, su capacidad de utilizar el sentido común para aunar personas no es algo común por estos días. Sería un error decir que René salvó por si solo nuestro blog, pero de seguro no habríamos podido mantenerlo sin su ayuda, tenerlo a nuestro lado nos dio la seguridad de no estar equivocados y luego el tiempo, la solidaridad de muchos y el vicepresidente Díaz Canel, le dieron la razón. René nos salvó, no solo al blog sino a nosotros en un momento decisivo, nos recordó las cosas por las cuales vale la pena luchar y la mejor forma de agradecerle, es compartir su lucha.