Estados Unidos, Cuba y el cambio de mentalidad

cambio-mentalidad-usaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Cambio es la palabra de turno en los últimos tiempos. Estamos siendo testigos de un proceso de cambios que no está exento de peligros, que solo podrá lograrse si las nuevas miradas sobre la política logran imponerse. Estamos siendo testigos de una batalla silenciosa, disimulada por la cotidianidad pero feroz… y nosotros también somos protagonistas.

El país necesita cambiar de mentalidad, algunos políticos del pasado buscan perpetuar criterios que ya están desfasados de la realidad y lo hacen utilizando muchas de las posiciones de poder que aún conservan. A menudo ven el pasado con nostalgia y apelan a otros tiempos como si requerimientos antiguos fueran cuestiones de principios.

Saben que si sus políticas son desplazadas por otras nuevas, sus privilegios e influencia podrían perder terreno y en algunos casos podría acercarse la jubilación. En muchos casos es más una cuestión de conservación del poder que de trasfondo ideológico.

Por todas partes vemos señales que nos muestran que el cambio está ocurriendo a pesar de los extremistas de siempre. Son estos fanáticos de la política los que hacen todo lo posible por alejarnos del sentido común, afortunadamente cada vez se van quedando más solos.

Hemos aprendido en los últimos tiempos que las mentes no se cambian ni rápida ni fácilmente. Es un proceso evolutivo que no todas las personas logran alcanzar, es un proceso que también necesita de la voluntad de las personas. Si los privilegios de un funcionario dependen de sostener los viejos esquemas, es muy difícil que este logre cambio alguno.

Pese a estas fuerzas contrarias, el cambio está cerca y debemos hacer todo lo posible por condicionarlo. Si los funcionarios que se oponen no cambian su mentalidad, la propia vida los dejará atrás.

Cuba podría beneficiarse mucho si se logra un cambio de mentalidad en los Estados Unidos. Si creías que me refería a Cuba en este artículo, si creías que la isla es donde único es necesario este cambio, tú también necesitas un cambio de mentalidad. ¿No te parece?