Conceptos muy cubanos


Por: La Joven Cuba

El Idioma Español en Cuba desde hace algunos años ha incorporado algunos conceptos importantes que solo los cubanos los entendemos, por ejemplo:

• Fulano se fue

• Fulano se quedó

En los dos casos habría que preguntarle a un hispano parlante qué entiende por estas frases; se preguntaría: ¿se fue a dónde?, ¿se quedó?, las dos frases están incompletas según el idioma español pero los cubanos sí las entienden.

Resolver o conseguir; es hacerse de algo de una manera diferente irregular: “me resolvieron unos panes para la fiesta de la niña”, “me consiguieron una entrada para ir al ballet”, aquí es evidente que no pagó los panes y seguro no hizo la cola para las entradas.

Sacaron tal cosa; el verbo sacar tiene muchas acepciones, pero en Cuba no, está muy claro, es poner a la venta o exponer algo, generalmente de comer, que no siempre está disponible, “¡¡¡¡¡sacaron papas!!!!!!”, “¡¡¡¡¡sacaron bistec a 35 pesos!!!!!”; en una fiesta por ejemplo: “¡¡¡¡¡sacaron cerveza!!!!”, claro, seguramente hasta ese momento solo había ponche que hicieron con alcohol de noventa que “consiguieron” –ven, consiguieron– y como la gente ya está medio en nota tomará menos y la cerveza se quedará para el otro día.

Los Factores; igual que el término anterior muy variado su uso, pero aquí cuando se mencionan en un centro de trabajo todos saben ¡¡¡¡¡quiénes son “los factores”, qué hacen y a qué de dedican!!!!!!!

Recursos Humanos; en cualquier parte del mundo se simplificaría la frase y se diría personas, en estos días de lluvia escuché: “hay que preservar los recursos humanos”. Sí , usted es un recurso.

Tarjeta blanca; esto sería más complicado de entender por un no cubano. ¿Usted no ha necesitado una tarjeta blanca?, entonces usted no ha salido fuera de frontera.

Pollo de dieta; un día caminando por La Habana Vieja una señora gruesa de mediana edad quizás española, leyó en una pizarrita esa frase y se acercó al vendedor para indagar sobre aquella gran maravilla, ¡¡¡¡¡un pollo que no engorda!!!!!!!!!

Pollo por pescado; ¿se imaginan en Mauritania un cartel así?

El picadillo; este requiere un análisis más profundo pues ha cambiado de denominación –aunque históricamente es el mismo-:

• Picadillo de soya

• Picadillo texturizado

• Picadillo enriquecido –algunos discrepaban pues aludían que debía ser empobrecido.

• Actualmente picadillo a secas

Pero lo importante, ¡¡¡¡¡¡los cubanos sí saben lo que significa ese picadillo!!!!!

Fricadel; confieso mi ignorancia, nunca supe lo que era. ¿Alguien recuerda en qué consistía ese producto?

Perro sin tripa; ese sí lo recuerdo, era “algo” en forma de manguera que se deshacía al manipularlo y el sabor variaba de quincena en quincena.

Un P; ¿qué puede ser un P en Suecia?, los cubanos saben que es un medio de transporte que para donde el chofer quiere, los que pretenden ser pasajeros corren de una esquina a otra para montarse, quien lo logre es posible que tenga que ir a un centro asistencial de salud pues lo mismo se deshidrata o le da una hipoglicemia y si es mujer puede quedar embarazada.

Carro de diez pesos; aunque los cubanos le expliquen lo que es a un francés estoy seguro que no entenderá, aquí el concepto: “Almendrón” que su capacidad oscila entre seis y diez personas aunque solo tiene dos asientos, grandes claro, y que realiza un recorrido determinado. “Almendrón”: Auto norteamericano fabricado en el siglo pasado en las décadas del cuarenta y cincuenta, actualmente funcionan con algunas no despreciables adaptaciones y caminan al echarle algún líquido no bien determinado y que por escape echa un humo negro que elimina todo tipo de insectos y si entra en la sala de una casa en la calle Neptuno de esas que quedan casi en la acera es posible que sus inquilinos terminen en el Calixto García.

La libreta; para cualquier terrícola es un cuaderno para hacer anotaciones, en Cuba no, así “la libreta” a secas, es otra cosa. Imaginan que a un canadiense en un mercado le digan “este producto es por la libreta”.

Las cartas; son otro asunto, paradójicamente, ninguna tiene que ver con los carteros.

• Carta de invitación; no hay que abundar.

• Carta de liberación; tampoco.

• Carta del Comité; ¿usted no ha necesitado de una carta del Comité alguna vez?

• Carta para comprar un carro, (en absoluto desuso en este momento)¡¡¡¡¡¡dígame usted, qué tiene que ver una carta con un carro!!!!!

Quedan más… muuuuchas más… pero éstas solas dan una idea de que… comunicarse en Cuba… está más allá de saber hablar castellano…