López Levy dice “nothing”

A los cubanos no les exijo que compartan mi condición socialista o mi apoyo a la Revolución Cubana, pero sí deben ser patriotas, nacionalistas... Levy cumple estas exigencias
A los cubanos no les exijo que compartan mi condición socialista o mi apoyo a la Revolución Cubana, pero sí deben ser patriotas y nacionalistas… Arturo López Levy cumple estas exigencias

Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Cuba es una república con poco más de un siglo de experiencia, su historia ha estado condicionada por la cercanía que tiene respecto a los Estados Unidos y esta es una realidad que ha cambiado poco hasta la fecha. Comparto dos anécdotas: una antigua y otra reciente.

Cuando la República estaba naciendo aún, en su vecino del norte se aprobó un apéndice que debía ser agregado a la futura constitución cubana: la Enmienda Platt. La Asamblea Constituyente que había sido creada en la isla para crear el marco legal de la nación, rechazó primero este engendro legal que violaba a las claras la soberanía cubana. Es entonces que  los congresistas norteamericanos se acercan a Salvador Cisneros Betancourt, que en aquel momento era el presidente de la Constituyente.

Le dicen que desean encontrar una solución intermedia a la situación y preguntan qué estaría dispuesto a dar a cambio de eliminar la Enmienda. La respuesta de Cisneros fue categórica: “en cuanto a la Convención, yo no sé qué les dará, pero Cuba es de hecho y de derecho, un país independiente. De mí, no esperen nada, nothing…”. La Enmienda Platt terminaría por aprobarse y Cuba tendría que aceptar temporalmente la subordinación a los Estados Unidos con tal de crear su República.

Más de un siglo después y en contexto muy distinto pero teniendo aún al gobierno de Estados Unidos como espada de Damocles, asistí a un debate propiciado por la revista Espacio Laical en el que ocurrió algo interesante. Todo parece indicar que por esta isla aun se pasean los fantasmas del pasado.

En un espacio de debate abierto que contenía a miembros de la “disidencia” como Reinaldo Escobar y Manuel Cuesta Morúa, académicos, ex-diplomáticos, investigadores de ciencias sociales y un grupo de jóvenes blogueros, ocurrió lo siguiente.

Uno de los panelistas en la sala era el académico cubano residente en los Estados Unidos, Arturo López Levy. Ante la persistencia de los que buscaban su reconocimiento como opositores y hacían énfasis exclusiva y sospechosamente en un discurso enfocado a los derechos humanos. Levy cerró la actividad con una sola frase: “¿Qué tenemos que dar los nacionalistas a los cubanos que apoyan y utilizan el embargo para buscar concesiones de política interna? Les daría lo que dio Cisneros Betancourt: nothing.”

El público aplaudió masivamente mientras los apelados salían visiblemente enojados de la sala.
Quedaron descolocados, ni siquiera tuvo que decirlo un revolucionario o socialista como yo, lo dijo una persona que piensa distinto pero desde su emigración tiene una dosis suficiente de patriotismo para aplicar el sentido común. ¿Qué tenemos que negociar con los que apoyan el bloqueo? Nothing.