8 de marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Hoy, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, LJC  quiere felicitar a todas las mujeres cubanas, en especial a tantas mujeres blogueras que han sido desde el comienzo, el alma de nuestra blogosfera cubana.
Una mujer, la editora del blog Botellas al mar, Leydi Torres, habla de otra gran mujer: Tina Modotti nacida en Italia, pero muy pronto americana, mexicana, cubana, de todas partes. “Tina Modotti fue una de las mujeres que se adelantaron a su tiempo: luchó por los derechos de la clase desposeída en un país que no era el suyo pero que acabó siendo su patria, con su lente capturó la maravilla de una nación floreciente: son famosas las cananas y mazorcas mexicanas que simbolizan la guerra y la libertad.” (1)
.
tina-modotti

Tinísima  marzo 8, 2014 por Leydi Torres Arias

Tina Modotti, hermana,
no duermes, no, no duermes;
tal vez tu corazón oye crecer la rosa de ayer,
la última rosa de ayer, la nueva rosa…

Pablo Neruda

Me dice Tina. A veces Tinísima. No importa si mi carné de identidad me registra otro nombre.

Desde el 2010 él me define así. Desde que en un evento de cronistas descubrió que yo me enamoré del Muelle Real de Cienfuegos solo por ser el último pedazo de Cuba en ver a Julio Antonio Mella. Él sabe que cada año cuando regreso a Cienfuegos, luego de despojarme del equipaje, ese es el primer lugar que visito.

Él sabe, además, que llegué tarde a Julio Antonio.

Alguna vez del 2012 escribí que “pude ser cualquiera de sus tres novias. La santaclareña Silvia Masvidal, la camagüeyana Olivia Zaldívar, o la italiana Tina Modotti. Lo hubiese querido igual de serio y tempestuosamente”. Sin embargo, este amigo insiste en llamarme Tina. Tal vez porque de todas ella fue la que lo acompañó la noche de su muerte.

Para mi amigo yo soy la muchacha apasionada por Julio Antonio y el Muelle Real por donde se fue a México.

Como fue él quien me bautizó así, y por tanto el único que lo pronuncia, le digo que cuando lo vea le tendré listo un libro que quiero me firme. Accede, y en el reencuentro –crónicas y Cienfuegos mediante- le entrego Tinísima, de Elena Poniatowska.

Entonces me escribe que gracias a la Poniatowska me firma un libro… Pero no, es gracias a él, que es quien me dice Tina.

Tina. Tinísima.

Texto tomado del blog Botellas al mar, de Leydi Torres Arias

(1) Tina Modotti, fotógrafa revolucionariaJueves 16 de octubre de 2008. Nodo50 | Descargar artículo en PDF

Anuncios