Cosas que aprendí blogueando


dialogosordos
¿Usted también piensa que Raúl Ernesto Cruz León es un “preso político” como afirma “El camaján” de Elizardo Sánchez?

Por: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu)

Los recientes cambios en Cuba han dejado descolocada a una contrarrevolución que durante mucho tiempo se aferró a los mismos argumentos y pensaron que a base repetición confundirían a la sociedad cubana, sobre todo a los más jóvenes.

Todo el que esté inmerso en este mundo de los blogs sabe que no importa quién lo diga o en qué lugar lo haga, lo que sí es innegable es que los argumentos contra Cuba parecen sacados de una gran “base de datos” donde todo el que se sume a la campaña de mentiras contra nuestro país puede nutrirse antes de salir al “campo de batalla”.

Les propongo tomar La Joven Cuba como un caso de estudio. Si tienen duda o creen que exagero entonces los invito a revisar el archivo del blog y verán como fueron evolucionando algunos de los comentaristas a medida que se dieron cuenta de que sus “argumentos” no resistían un minuto de debate. Claro, la base de dato no está diseñada para debatir, el objetivo es lanzar el mensaje, repetirlo varias veces y luego establecer un diálogo de sordos respondiendo lo mismo sin importar que el tema sea diferente.

En un inicio los comentarios estaban limitados a lo que podemos denominar el ABC de esta tropa es decir lo que está en la primera página de la base de datos. Encontramos en un inicio constantes alusiones a las avionetas derribadas, el remolcador 13 de Marzo, los sucesos de Río Canímar, la UMAP…y por supuesto no podía faltar la mención a las lista de las “víctimas del castrismo”. Por supuesto no faltaron las acusaciones de ser miembros de la Seguridad del Estado, para estos luchadores por la democracia y la libertad de expresión, todo el que piense diferente a ellos es del G2.

Bastante se ha hablado sobre estos temas por eso no me detengo en ellos, además el hecho de que los comentaristas los hayan abandonado es señal de que se percataron de que estaban arando en el mar. El objetivo sigue siendo el mismo, desacreditar por cualquier vía nuestro modelo económico y a nuestros dirigentes aunque para eso tengan que llegar a los extremos o para decirlo mejor al ridículo.

Cuando una acción está guiada por el odio y el resentimiento no pueden conducir a nada bueno y si a eso le sumas una dosis de desconocimiento pues están todos los ingredientes para un rotundo fracaso.

Echemos un vistazo a algunos de los argumentos de los que les hablo y analicen por ustedes mismos:

  • Nos hablaban en tono de misterio y conspiración de las cartas que intercambiaron Fidel y Nikita Jrushchov durante la crisis de octubre. Nos decían que no las ponían en los comentarios porque nosotros las censuraríamos. Solo quiero decir que estas cartas fueron publicadas íntegramente por la prensa nacional hace varios años y además se encuentran en el libro “Cien horas con Fidel” de Ignacio Ramonet.

  • Otra muestra de la desinformación de los autores de la base de datos es el manejo que le dan a la reseña de Martí, publicada en la revista La América en abril de 1884 sobre el artículo de “La futura esclavitud” de Herbert Spencer. Sacando el artículo de contexto, lo repiten una y otra vez para “demostrar” que Martí estaba en contra del Socialismo. Nos dicen que en Cuba se ha ocultado ese artículo cuando el mismo forma parte de “Martí en la Universidad” un texto básico de la educación superior.

  • Alguien me dijo en una ocasión que las crisis económicas se ven solo en el socialismo, que en el capitalismo la gente se entera de las crisis económicas por las noticias porque no se las siente en el bolsillo.

Le digo que si eso es así entonces por qué veo en las noticias que el pueblo se lanza para las calles a protestar por la crisis y entonces viene la respuesta antológica, digna de ser impresa y guardada para la posteridad: “En el capitalismo la gente sale a protestar porque está aburrida. Como tienen todos los problemas materiales resueltos, se aburre y salen a protestar…” Sin comentarios.

  • Otra para guardar: Las personas que viven en las calles en los Estados Unidos, los llamados “homeless” lo hacen porque son indisciplinados. En ese país donde quiera hay un centro de acogida con excelentes condiciones pero exigen disciplina y como a esas personas no les gusta la disciplina se quedan entonces debajo de los puentes tapándose con periódicos y comiendo de los cestos de basura.

  • Yo me conecto a internet en la Oficina de Intereses de los Estados Unidos porque es el único lugar donde hay internet gratis” Le venden su alma al diablo y todavía dicen que la conexión es gratis.

Poco a poco se han quedado sin argumentos y la reacción no puede ser otra. Les estamos moviendo el piso y se agarran de donde sea aunque para ello, como dije antes, tengan que hacer el ridículo. Nos quedan muchas cosas por resolver, unas que responden a limitaciones objetivas y otras que dependen de que de una vez por todas se materialice el tan llevado y traído cambio de mentalidad, pero como le escuché una vez decir a Silvio Rodríguez: Tenemos muchos más motivos para defender nuestra Revolución que para perderla.