Deseos postergados

imax

Por: Roberto G. Peralo

Desde el mes de septiembre venía circulando una noticia por toda la universidad, la inauguración de una sala de video 3D. Las autoridades universitarias habían dado el visto bueno para contratar los servicios de un cuentapropista quien brindaría este novedoso espectáculo.

Había escuchado de la existencia de esta tecnología desde hace varios años. Amigos que habían tenido la oportunidad de sentarse en un cine 3d me describían lo increíble de la experiencia. Con las nuevas posibilidades que se le brindaba al trabajo por cuenta-propia vi muy de cerca la posibilidad de disfrutar de esta experiencia.

Mis deseos van a tener que ser postergados, esta nota informativa echa por tierra cualquier posibilidad de satisfacer mi curiosidad. Junto a otras medidas que se han venido tomando ha provocado en la población muchos comentarios y cuestionamientos.

Si uno de los objetivo del trabajo por cuenta propia es “liberar al Estado de actividades no estratégicas para concentrarse en lo verdaderamente decisivo”. ¿El cine 3D y los juegos computacionales con su gastronomía incluida además de la venta de ropa importada son sectores decisivos para la economía cubana? ¿El Estado tiene previsto en el presupuesto del 2014 invertir para incorporar en las salas de cine dicha tecnología? ¿Las ventas de ropa importada y estas salas de video son “medios fundamentales de producción”?

Si otros de los objetivos de las medidas que se vienen tomando es continuar perfeccionando y flexibilizando el ejercicio de esta forma de gestión no estatal. ¿Por qué no pueden contratar un espacio en la Feria Internacional de la Habana y exponer allí sus productos? en iguales condiciones que las empresas estatales ¿Por qué en Cuba no se acepta la competencia? ¿No se puede permitir que un cuentapropista pueda hacer lo mismo que una empresa estatal? Si se le da el monopolio a una empresa estatal, en nuestras condiciones actuales provoca que al asignarle recursos los pueda usar ineficientemente porque no podemos contratar a un cuentapropista.

 Lo que si no me queda claro es la/s causa/s que motivaron al Estado a aplicar esta medida. No conozco una sola persona que haya estado de acuerdo con tales regulaciones y creo que el problema radica en que no se ha explicado bien a la población los motivos. Si en el perfeccionamiento del modelo económico cubano está reconocer al mercado, negar sus leyes naturales puede que sea un error muy costoso.