Luces y sombras en el servicio público de acceso a internet en Matanzas


Por Yairis Hernández

nautaYa suman más de 6 mil 500 los usuarios matanceros del servicio público de acceso a Internet, luego de la puesta en vigor, el 4 de junio, de la Resolución No. 197/2013 del Ministerio de Comunicaciones, como parte del proceso de actualización del modelo económico cubano.

Según datos ofrecidos por especialistas de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), la modalidad de servicio de mayor demanda en la provincia es la navegación por medio de tarjetas y las cuentas permanentes con correo internacional.

Matanzas posee, en la actualidad, el mayor número de salas de navegación del país (18), presentes en diez de sus trece municipios, siete de ellas en instalaciones vinculadas al turismo (Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez, Hotel Meliá América, Hotel Sol Palmeras, Hotel Meliá Antillas, Hotel Sandals, Centro Multiservicios de calle 30 y Complejo Hicacos).

Los municipios donde se registran mayor afluencia de personas son Matanzas y Cárdenas.

La principal insatisfacción recae en el factor precio, pues este no se adecua a las posibilidades de la mayoría de la población cubana. Directivos de ETECSA explicaron que se trata de un primer paso, que será estudiado y se irá perfeccionando en aras de poder satisfacer la alta demanda de este servicio, tan imprescindible en la sociedad actual.

Lo cierto es que esos 4.50 pesos cubanos convertibles (c.u.c.) para acceder a Internet representan un gran hueco para cualquier trabajador con un salario promedio de 450 pesos cubanos (18 c.u.c.), lo cual segmenta el público de este servicio.

Sin embargo, no se puede negar la luz de este sol como tampoco se deben esconder sus manchas. Así lo corrobora la joven Miriam Castellanos Nodarse, usuaria del telepunto de Matanzas, ubicado en la calle Jovellanos, esquina a Milanés, quien gracias al servicio tuvo su primera experiencia en la red de redes. “Nunca me había conectado a Internet, el primer día que llegué me explicaron cada paso y las características de las modalidades de los servicios, y aunque al principio fue difícil, me ayudaron mucho. La conexión es rápida, lo que pasa es que el tiempo también lo es”.

Por su parte Laynie Rico Ramos, también usuaria del telepunto matancero señaló: “me siento satisfecha porque el servicio es bastante rápido, antes no existía esta posibilidad y considero que es algo muy positivo, aunque se debe mejorar”.

En Cárdenas, Ana María Hernández destacó la importancia de brindar una mayor capacitación a los trabajadores acerca de la navegación básica en Internet, en aras de auxiliar a los usuarios ante cualquier situación que se les presente al usar este servicio.

Uno tiene muchas dudas al navegar en Internet, imagínate, no estamos acostumbrados, y a veces se escapa el tiempo solamente investigando cómo hacer determinadas operaciones. Yo he tratado de solicitar ayuda y el personal no tiene mucho conocimiento de la Web, explicó Ana”.

Además, comenta acerca de la falta de equipamiento en las salas de navegación para cubrir la creciente demanda y las limitaciones técnicas de las computadoras existentes.

Así mismo, el graduado de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), Pedro Carbonell propone que se debería estudiar la posibilidad de sustituir el sistema de navegación por tiempo por un sistema similar basado en la navegación por cuotas. Lo anterior “le permitiría al usuario aprovechar plenamente el servicio y el dinero invertido con este fin”.

Las bondades de las tecnologías de la información y las comunicaciones son infinitas. En la medida que sepamos usarlas tendremos en nuestras manos una poderosa arma.

Si bien este servicio resulta un paso importante, aún queda mucho trecho para que responda a las necesidades reales de nuestra Cuba actual.

 

Tomado del blog Pienso… luego escribo de Yairis Hernández
http://piensoluegoeskribo.blogspot.com.es/2013/09/luces-y-sombras-en-el-servicio-publico.htm