Lecciones de Democracia

democracia-estados unidosPor: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu)
No pasa un día sin que lea en la prensa corporativa, que en Cuba no existe la democracia, que el pueblo no tiene voz y que nuestros dirigentes no nos representan. Todos quieren darnos lecciones y hasta aparece alguien que quiere un capitalismo sui géneris sin explicar bien qué es lo que eso significa.

Es cierto que aún nos falta mucho por hacer, no podemos renunciar a tener cada día más espacios de participación en la toma de decisiones pero para eso debemos seguir con nuestro propio modelo, las opciones a “importar” no son nada atractivas.

En los Estados Unidos se pretende aprobar una nueva ley de salud, el llamado “Obamacare”, y lo lógico es que en la cámara alta se debatiera la propuesta y al final se tomara la decisión más beneficiosa para el pueblo, sin embargo en esa democrática nación, existe una táctica legislativa llamada “filibusterismo” que permite que alguien pida la palabra y comience a hablar hasta el cansancio para evitar el normal desarrollo de la sesión de trabajo.

Para impedir la votación de la ley, el republicano Ted Cruz estuvo hablando 21 horas ininterrumpidamente, solo tomaba un descanso, aunque sin sentarse o salir de la sala, mientras otros senadores amigos –y tan derechistas como él- le hacían unas larguísimas preguntas para hacer tiempo. En su intervención Ted Cruz habló de muchísimas cosas “importantes” para el pueblo norteamericano, por ejemplo la forma en la que su padre hacía huevos verdes y jamón y hasta les leyó cuentos infantiles a sus hijas que lo veían por televisión desde sus casas en Texas.Alguien dijo que comprar un político en los Estados Unidos era bien barato y además son muy obedientes. En Estados Unidos los senadores y congresistas no piensan en sus electores en el momento de votar sino en los que los financian. Si se analiza quiénes votan a favor de las guerras se verá que son los que más dinero reciben del complejo militar industrial y los que votan en contra de cualquier restricción a la venta de armas de fuego son los que están en la nómina de la Asociación Nacional del Rifle.

La ilusión de que tienen democracia solo por el hecho de contar con más de un partido político prolifera entre los críticos de nuestro sistema político, no entienden que más partidos políticos no se sinónimo de más democracia. Tomemos por ejemplo el caso de España y la aplicación del llamado “voto de castigo”. El pueblo español estaba inconforme con la gestión de Aznar y votó por Zapatero, luego abandonó a Zapatero y optó por Rajoy y ahora en las próximas elecciones será “castigado” Rajoy.

La cuestión no es que tienen la opción de votar por otro sino que los políticos no responden al pueblo, sino al sistema financiero o sea al dinero. Los ajustes no son para los bancos -para ellos hay rescates- los ajustes son para el pueblo. Cuando uno de los partidos está en la oposición hará lo imposible por evitar que prosperen las iniciativas del gobierno, no importa que estas beneficien a cientos, miles o a millones de personas. La idea es que el gobierno pierda el apoyo del pueblo y en las próximas elecciones el “voto de castigo” los llevará de nuevo al poder.

La solución para los problemas de Cuba está dentro de Cuba, perfeccionando nuestro sistema, cerrando las brechas sin prejuicios, sin temores. Siempre habrá quien nos quiera dar lecciones, unos con buenas y otros con malas intenciones. Sean cuáles sean nuestras dificultades, no se resolverán ni con “filibusterismo” ni con “votos de castigo”. Dejemos para otros esas lecciones de democracia.