Moneda de la Upec y luces sobre el periodismo cubano en Holguín


Somos explicadores de fenómenos y no repetidores de consignas vacías”.

Me presentaron como el compañero,

 prefiero ser el estudiante

 Por: Yasel Toledo Garnache           LA HABANA-CELEBRAN GALA ARTÍSTICA POR EL 50 ANIVERSARIO DE LA U

Me pidieron que escribiera mi intervención, empero no lo hice. Los homenajeados merecían espontaneidad. Estudiantes y profesores de Periodismo en la Universidad de Holguín sentíamos placer inmenso de recibir en la Casa de Altos Estudios a profesionales dignos de la Moneda 50 Aniversario de la Upec.

Allí estaban aquellos que conocimos a través de las páginas del periódico, la voz radial o la pantalla de televisión, durante nuestra infancia: María Julia Guerra, Félix Hernández, Ezequiel, Quintana y otros con basta experiencia periodística. Lucían felices. Nosotros también.

Sé que muchos otros de la provincia merecen la Moneda, pero, como casi siempre, se debía ser muy selectivo. No obstante, el mayor premio es el reconocimiento en la calle, el elogio del vecino o el abrazo del campesino.

Casi al final, el profe Antonio Moltó, Presidente Nacional de la Upec, brindó luces sobre el periodismo cubano. Habló de las sombras, y lo aplaudo por eso y lo demás. Resaltó la importancia del libro “Revolución, Socialismo, Periodismo. La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI”, de Julio García Luis, y el reto de los periodistas como “explicadores de fenómenos y no repetidores de consignas vacías… Estamos reflexionando sobre cuestiones que por cotidianas pasaban desapercibidas”.

Yo paraba los oídos, y casi no pestañeaba. Él agregaba: “Más que directivos, necesitamos líderes creativos”.  Ese es un tema debatido con fuerza en el sector periodístico, ¿por qué los mejores profesionales no ocupan cargos de dirección? Muchos saben la respuesta.

El profe seguía: “No somos publicistas ni propagandistas… No podemos fajarnos con las instituciones, sino abrirles las entendederas”. Eso es verdad, claro que lo es.

Quienes lo escuchamos reafirmamos la necesidad de formarnos como profesionales más integrales, nativos digitales que aprovechen las nuevas tecnologías para hacer un mejor periodismo. “Nuestra prensa tiene que ser más creativa, seductora, síntesis con poesía… estar en Holguín siempre es un amor”, terminaba su intervención el ilustre Moltó.