Barack Obama: El Tomahawk de la Paz

siria-guerra
Estos cohetes matarán un montón de civiles… será un acto de piedad de Obama, para que no tengan que preocuparse por las armas químicas…

Por: Osmany Sanchez (jimmy@umcc.cu)

Qué suerte tienen los sirios de que el premio Nobel de la Paz, Barack Obama, se interese por ellos. A estas alturas nadie tiene pruebas de que el gobierno haya sido quien empleó las armas químicas pero al parecer al igual que su predecesor George Bush, Obama también habla con Dios y este le ordenó atacar a Siria para salvar a su sufrido pueblo.

Solo una orden del premio Nobel de la Paz y serán lanzados contra Siria decenas o centenas de misiles Tomahawk –cada uno a un costo de 1,4 millones de dólares- que impactarán en zonas residenciales como antes hicieron durante la Guerra del Golfo en 1991 (se lanzaron 288) y durante la Operación Amanecer de la Odisea en marzo de 2011 contra Libia cuando se lanzaron 110 misiles. Cada uno de estos misiles provocará muertes inocentes pero bueno… esos son daños colaterales, nada de lo que preocuparse.

Los misiles Tomahawk miden 6,5 metros de largo tienen un alcance de 2500 kilómetros y vuela a unos 800 kilómetros por hora a 30 metros de altura para evitar los radares, llevando 450 kilogramos de explosivo convencional. Cada vez que uno de estos misiles enviados por el Nobel de la Paz Obama caiga en un barrio residencial, los sirios que viven ahí no tendrán que preocuparse más por los derechos humanos y por las armas químicas. Los preocupados serán los integrantes de las brigadas de rescate encargados de recoger sus restos.

Para los que están preocupados por el hecho de que Estados Unidos se enfrasque en otro conflicto de larga duración, ya el Nobel de la Paz Obama aclaró que eso no ocurrirá pues solo se trata de caerle a bombazos a los sirios desde cientos de kilómetros de distancia. Dicen las malas lenguas que el verdadero objetivo es gastar los misiles almacenados, para que el Complejo Militar Industrial pueda fabricar más. Luego buscarán otro objetivo y el negocio continúa.