Exportar e Importar: he ahí la cuestión


economia-cubaPor: Jorge Morales

Recientemente mi hermana más pequeña adquirió una laptop con buenas características y calidad que fue traída a Cuba por uno de los muchos cubanos que se han hecho ciudadanos españoles. La bendita computadora costó menos de 380 dólares en los EE.UU y fue vendida aquí por 500 CUC. ¿Qué tienen que ver mi hermana y su nueva laptop con importar-exportar? Pues todo y nada.

En la empresa donde trabajo se le compran computadoras y piezas a Copextel S.A, a precios mayores de los que ofrecen las personas naturales que se dedican a importar desde Ecuador, EEUU, Panamá y hasta España. Sé que el bloqueo es recio con nuestro país pero… ¿por qué no se promulgan medidas que lo burlen? Me causa dudas la eficiencia de nuestro sistema de importación.

Para mí resulta una locura que personas naturales con un sinfín de restricciones, donde el carácter no comercial de lo que importan está bien definido, donde traen sus cosas pagando caros pasajes de avión, aun así sean más rentables y eficientes que empresas estatales que importan por mar y con facilidades de distinto tipo.

Cuando le menciono al director económico de mi empresa las características y precio de la laptop de mi hermana, me menciona que para adquirirla con esas características lo tendría que hacer por más de 3 veces el precio de lo que la compro mi hermana. Esto lo dice mientras se le ve en el rostro una mezcla de sorpresa y desilusión.

Muchos me hablarán del bloqueo, las restricciones a los movimientos de mercancías hacia Cuba y su alto coste, pero algo no funciona bien cuando personas naturales ofertan precios hasta 2 y 3 veces menores que las empresas cubanas. Y estas personas tengan su negocio pagando muchos gravámenes como el impuesto en el aeropuerto por el peso de los productos, el transporte de los mismos, las personas que los acompañan si el peso a traer es demasiado, etc.

Solo hay que entrar a Revolico para ver cómo funciona este negocio y el precio de todo en Cuba. Los precios a los productos informáticos son mucho menores de los que oferta al ciudadano cualquier empresa estatal cubana. Lo más interesante es que son productos importados y los dueños los venden sin ninguna preocupación porque no provienen de la bolsa negra, no son robados de ningún lado sino simplemente importados por avión (aunque el carácter comercial de los vuelos no es permitido).

Mi pregunta es: ¿quién termina siendo ineficiente? Pues la empresa cubana a la que le venden productos a precios muchos mayores que en los países del área y luego es la misma empresa que tiene que competir con sus similares en la región. Cuando llega el momento de ser competitiva, además de esta locura importadora ya tiene las manos atadas por el bloqueo económico.

A este paso nuestra propia empresa resulta ineficiente no por su funcionamiento, sino por las restricciones que la limitan. Me gustaría escuchar bajo qué principio sostenemos la prohibición a que las personas naturales importen y exporten, una medida coercitiva que quizás termine costándonos más de lo que nos imaginamos. El desarrollo del país se mide de muchas formas pero definitivamente el balance comercial de las importaciones y exportaciones es fundamental para que se desarrolle el mismo.

Si se ha dado un paso fundamental en fomentar la pequeña empresa (cuentapropista), ¿por qué no dar pasos reales para fomentar la relación entre estas y nuestra empresa estatal? ¿Saben qué pasaría si se permitieran las importaciones-exportaciones? Nada, lo mismo que ocurrió cuando permitimos la entrada a los hoteles, la compraventa de casas o autos y eliminamos la restricción a viajar. Simplemente se demostraría en la práctica lo absurdo de la medida anterior y nos lamentaríamos de no haberlo hecho antes.

Un amigo trabaja en una empresa estatal donde compraron un servidor DELL a Copextel SA, en teoría con un año de garantía, al mes se rompió la fuente de energía del mismo y le dijeron que simplemente en el país no hay reemplazo. Aunque él dio berrinché en distintas instancias y el servidor estaba en garantía, la fuente no se pudo importar. Su historia no termina ahí, ya vencida la garantía de un año, nunca se le dio solución a su problema y todavía su servidor no funciona, no ha tenido solución de Copextel.

Les aseguro que en menos de una semana mi amigo tendría su problema solucionado si el arreglo del servidor no estuviera limitado solo a una empresa estatal. La empresa tiene el dinero para adquirir la fuente de energía y cualquier persona que se dedique a eso en una semana le trae la pieza de la mismísima fábrica si es necesario con garantía y todo. Tiempo y recursos perdidos por ineficiencia o mala gestión.

Propongo:

– Conceder licencias para importar o exportar productos a personas naturales cubanas (cuentapropistas)

– Cobrar razonablemente por la importación de los mismos (digo razonablemente porque siempre nos vamos a los extremos)

– Crear espacios donde los importadores puedan vender sus productos.

– Cobrar impuestos sobre las ganancias de estos importadores/exportadores

– Que puedan los importadores venderle sus productos a la empresas estatales y contraigan obligaciones por esto.

– Mantener la protección a los productos de producción nacional.

El sistema de importación-exportación informal debe formar parte de las PYMES cubanas, el Estado está perdiendo cuantiosas sumas por la no organización, reconocimiento o control real de este fenómeno que vino para quedarse. Aunque no se perciba mucho Cuba se mueve, quizás sea hora de que la economía y los decisores de ella puedan moverse a la misma velocidad.

Tags:

importar,exportar,laptop,copextel,estados unidos,cuba,ecuador,panamá,España,computadora,piezas,bloqueo,restricciones,mercancias,aeropuerto,pais,funcionamiento,empresa,cubana,cuentapropista,hoteles,autos,casas,compraventa,energia,fabrica,pymes,velocidad