El fraude que defrauda

estudiantes-cubaPor: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

Nada ha cambiado, en todo caso la situación ha empeorado desde que salí del preuniversitario. Este país ha logrado lo impensable en materia educativa, siendo del tercer mundo nos ha preparado como si viviéramos (ojalá) en el primero, pero no es suficiente. En las aulas los exámenes se siguen filtrando con mayor frecuencia que años atrás, una realidad de la que poco o nada se habla en los medios tradicionales.

Un estudiante de Pre-Vocacional se sienta a mi lado y la frustración se refleja en su rostro, frustración por haber salido muy bien en un examen final y ahora tener que repetirlo porque algunos ya lo tenían de antemano. Cuando golpes así ocurren los jóvenes comienzan a desistir de estudiar, como si a nuestro alrededor no hubieran suficientes razones para ello.

Cuando yo estaba en el pre existían estudiantes clave que tenían acceso a algunos exámenes con antelación, se los soplaban y todo el mundo sabía quiénes eran, no era demasiado secreto. Algunos funcionarios se escandalizarán al ver esto saliendo a la luz pública, solo les digo que si le prestaran tanta atención a este fenómeno como al fraude en las aulas, la situación estaría mejor. Quizás tenga que ver con el hecho de que los exámenes filtrados implican a menudo casos de corrupción entre los profesores, mientras el fraude típico en las aulas es atribuible solo a los estudiantes, sin mucha repercusión para la academia.

Mi joven amigo tendrá que repetir su examen,  corre el riesgo de salir mal en esta ocasión pero eso no le preocupa mucho a las autoridades que decidieron aplicar la prueba, aunque ya existían sospechas de que podía estar en manos del estudiantado. La soga se sigue rompiendo por el lado más débil, los honestos, los que estudiaron, o los que sencillamente no tenían conexiones suficientes para acceder al examen. Eso no se dice, eso no se habla, eso no se toca… y mientras ocurra así, no habrá solución. Nada ha cambiado desde que yo estudié en el pre , en todo caso parece empeorar, el primer paso para resolver un problema es… ustedes saben, reconocerlo. ¿Ya lo hemos hecho?