El mundo alebresta contra Monsanto y sus transgénicos

Personas de todo el mundo protagonizarán este sábado manifestaciones contra Monsanto, el gigante de la biotecnología. A través de las más diversas movilizaciones, los ciudadanos muestran su rechazo a los excesos de la compañía contra la naturaleza, los agricultores y los consumidores.

Los organizadores del evento a escala mundial estiman que más de 200 mil personas participan desde este viernes en la campaña internacional que abarca cinco continentes, 40 naciones, y al menos 48 estados de Estados Unidos.

Los manifestantes rechazan la falta de investigación gubernamental sobre los efectos a largo plazo de los productos transgénicos y se oponen a la llamada Ley de Protección de Monsanto (Monsanto Protection Act).

“Monsanto se ha beneficiado de los subsidios a las empresas y del favoritismo político. Los agricultores orgánicos y pequeños sufren pérdidas, mientras que Monsanto sigue con su monopolio sobre el suministro mundial de alimentos, incluso con sus patentes exclusivas sobre las semillas”, denunció unos de los activistas.

Ante la inacción de los Gobiernos frente al problema, los activistas de cientos de ciudades como Nueva York, Chicago, Montreal, Berlín, París, Bruselas y Melbourne salieron indignados a las calles para protestar pacíficamente contra la corporación estadounidense de agroquímicos.

El mundo alzó su voz para recordar el efecto perjudicial que tienen los productos transgénicos y que ampliamente son producidos por los gigantes biotecnológicos sin impedimento alguno.

Numerosos estudios han demostrado que los productos transgénicos son altamente dañinos para la salud y pueden causar cáncer, infertilidad e incluso malformaciones en los fetos.

Monsanto ha producido desde pesticidas tóxicos prohibidos como el Ddt, los bifenilos policlorados, (Pcb´s)-uno de los contaminantes más nocivos jamás fabricados- hasta armas químicas como el agente naranja, utilizada en la guerra de Vietnam.

En las últimas tres décadas se ha dedicado a la industria agroalimentaria, produciendo el herbicida más vendido del mundo, el glifosato, más conocido como Roundup, y a la biotecnología, comercializando organismos genéticamente modificados, los transgénicos.

Monsanto es una industria química agroalimentaria estadounidense que busca la monopolización del cultivo para comercializar los alimentos.

Para esto se ha dispuesto a controlar las áreas cultivables, así como la producción y comercialización de semillas. Estados Unidos, India, Argentina, Australia, Brasil, son algunos de los países donde esta Empresa posee exorbitantes porciones de terreno.

En abril de 2013, el gigante biotecnológico Monsanto reportó un salto de 22 por ciento en su beneficio neto, lo que podría agudizar las amplias protestas en Estados Unidos causadas por la aprobación de la ley que protege a los fabricantes de productos transgénicos.

Prohíben el uso de semillas

En Europa varios países han prohibido su uso y en algunos lugares hasta han quemado cosechas enteras.

Polonia, es el último país que ha decidido prohibir el cultivo y la comercialización del grano de Maíz MON810, esta nación se une a Alemania, Polonia, Francia, Eslovaquia, Irlanda, Gran Bretaña y Bulgaria.

La causa de la prohibición se debe a estudios que demostraron que la semilla es dañina para el suelo e incluso para los seres vivos.

(teleSUR)

Fuente:

http://www.laiguana.tv/noticias/2013/05/24/5811/EL-MUNDO-SE-ALEBRESTA-CONTRA-MONSANTO-Y-SUS-TRANSGENICOS-SEPA-MAS.html

Anuncios