Al borde del des-Mayo

romerias-de-mayo
Inauguración de las Romerías de Mayo

Por: Harold Cárdenas Lema

El primer aguacero de mayo me sorprendió el día primero en camino a la capital, rumbo a las Romerías de Mayo y con un cansancio mortal por el desfile de ese día en la mañana, empezaba el mes y me mojé para la buena suerte, por si acaso…

Me recibió Carlos Alberto Pérez en una esquina de una calle que este guajiro no se sabe el nombre, me llevó por otra desconocida a un reparto de cuyo nombre no quiero acordarme, a casa de su tocayo Carlos Almaguer. Allí me albergaron gracias a la hospitalidad que propician las redes sociales y las buenas intenciones, dormimos muy poco esa noche, apenas dos horas.

Llegamos a las 4:00 am al aeropuerto internacional José Martí, mi primer viaje en avión, aunque fue un viaje corto en que no salimos de los límites nacionales fue una experiencia tremenda. Los dos Carlos me acompañaban, ambos blogueros, pero me llamó la atención que el creador de La Chiringa de Cuba padeciera durante y después del vuelo los afectos de la presión en los tímpanos, cualquiera creería que una chiringa estaría acostumbrada a esos avatares.

En Holguín nos esperaba Luis Ernesto Ruiz, que desde el comienzo se ha convertido en guía y compañero de nosotros. Confieso que me acecha cierto complejo de culpa por estar acá mientras tantos amigos, hermanos y colegas de la blogosfera no están compartiendo acá con nosotros, lo interpreto no como privilegio vano sino como una responsabilidad enorme sobre nuestros hombros.

Esta ciudad se nos ha presentado como algo mágico, una fiesta a la que hemos llegado oportunamente y no cesa de impresionarnos, desde la hospitalidad que se respira caminando en las calles hasta la belleza de sus mujeres. Carlos y yo estamos suponiendo que el Período Especial no pasó por aquí.

Hoy la curiosidad me llevó a conocer dos viejitos que me encontré en una esquina tomando ron y cuando les dije que venía de Matanzas, a esa hora uno era descendiente de Pérez Prado y el otro conocía la provincia de memoria. Gente sencilla y de una humildad extrema pero con cuotas de dignidad que muchas veces no encuentras en los lugares más encumbrados. A veces la vida nos recuerda que la felicidad, aunque facilite mucho las cosas, no es tan sencilla como la acumulación de bienes materiales.

Ahora comienzan las Romerías de Mayo en todo su esplendor, esta es la ciudad de los parques y en cada uno constantemente se realizan actividades de todo tipo. Una locura creadora semejante a la que vivió Cuba al inicio de la Revolución, quizás estemos necesitando algo semejante en términos políticos, que la Revolución Cubana vuelva a ser tan revolucionaria como es de cubana.

Se siente extraño pisar las calles en las que Guiteras armara un inmenso movimiento clandestino, la provincia que vio nacer a Fulgencio Batista y un cuarto de siglo después diera a luz a Fidel y Raúl con cinco años de diferencia, sin duda se trata de un lugar de contrastes. No puedo evitar pensar en un Reinaldo Arenas formándose aquí, antes que anocheciera, cuando la política cultural cubana aún no lo había excluido y ocurriera su conducta posterior.

Sin duda ha corrido mucha agua desde el primer aguacero de mayo que me sorprendiera en Matanzas rumbo a la Habana, 48 horas después lo real maravilloso se pone al alcance de la mano y las Romerías de Mayo se convierten en lugar de reunión para blogueros de otras provincias que aún están por venir. Los próximos días prometen pero son tantas las actividades que no hay tiempo para dormir; conversando de madrugada con los muchachos de Buena Fe, tratando de no perderse los conciertos de rock o trova, compartiendo con los blogueros holguineros y escribiendo casi al amanecer un post. Estoy al borde de un des-Mayo.