La subversión martiana

Por: Harold Cárdenas Lema

Este es un escrito tan subversivo como el Apóstol. Tuvo que pasar mucho tiempo, demasiado, para que yo entendiera quién fue José Martí. Tuve que hacer a un lado mucha apología, ignorar el empacho cotidiano de citas suyas y solo entonces pude divisar al hombre.

Como te arranco del verso dicho de memoria

Y te tatúo en el alma de todas las novias

Si alguien supuso alguna vez que me podría sentir identificado con ese Martí de mármol, puro y perfecto como la nieve, ese alguien se equivocó. Siempre pude sentir la frialdad del mensaje, preferí mil veces leerlo yo mismo en vez de evocarlo a través de personas que me lo intentaban traducir. Todavía no se en qué momento lo sentí cercano, si con una película de Fernando Pérez o con una canción de Buena Fe, lo cierto es que esto no ocurrió en la docencia de un aula sino en la intimidad del hogar.

Cómo escucharte sin la esquizofrenia

Que el sucio oportunismo tantas veces premia

No basta con la voluntad de que el pueblo conozca al Apóstol, su imagen debe ser creíble, contener matices y no evitar las facetas espinosas. Después de los últimos cincuenta años, la simplificación del mensaje puede ser el mayor enemigo del mismo. Agradezco enormemente saber que Martí era de carne y hueso, que cometió errores, que disintió con Marx la teoría de la lucha de clases pero años después él mismo organizaría una guerra terrible que terminaría malograda.

Cómo te haces padre, maestro y asere

Sangre de los pobres, hermano en deberes

Reconozco los esfuerzos del Programa Martiano por hacer conocer el pensamiento del Apóstol, en cambio, aborrezco el discurso que utiliza a Martí para las cosas más disímiles, algunas con las que incluso él discreparía. Quisiera que se estudiara más su visión de las ideas de Marx, más allá del chisme histórico, las medias verdades o los silencios al respecto. Ojalá se profundizara en su mirada sobre los héroes y los gobernantes, tan subversiva que aun hoy sigue siendo una deuda pendiente con el Apóstol. Pero por encima de todo, quisiera que no me tergiversaran su obra para ponerle al servicio de aquellos con los que peleó toda su vida, que murió combatiendo y denunciando, que frustraron la Fernandina y luego utilizaron la guerra a su favor.

Por eso creo en ti y no en los misereres

Que primero te nombran y al final te temen

José Martí es el único héroe que conozco en la historia que ha sido utilizado en ambos lados del mapa político para fundamentar sus posturas, todos pugnan por reclamarlo como suyo. Es altamente subversivo en su obra, su ejemplo y propia vida. Nadie mejor para nuestro proyecto nacional, la subversión de los dogmas y esquemas innecesarios impulsa la revolución.

Anuncios