Felicidades a los educadores cubanos

22 DE DICIEMBRE DIA DEL EDUCADOR EN LAS TUNAS 

Lo que es y será nuestra sociedad se lo debemos a los ciudadanos que se entregan diariamente a la humana profesión de enseñar. Como dijera nuestro Apóstol:

“Una escuela es una fragua de espíritus; ¡ay de los pueblos sin escuelas! ¡ay de los espíritus sin temple!”

El maestro es ante todo, un modelo de las buenas costumbres, de los buenos hábitos y de buenos valores, donde con amor y cariño, minuto a minuto del día, transmiten su ejemplo, sus convicciones y su patriotismo. Maestro que enseña con su vida misma el sentido de la vida, de la bondad, de la justicia, de la humildad y de la verdad. Ser maestro no es una profesión, es una vocación, es un arte.

Martí nos decía:

“El pueblo más feliz es el que tenga mejor educado a sus hijos, en la instrucción del pensamiento, y en la dirección de los sentimientos. Un pueblo instruido ama el trabajo y sabe sacar provecho de él. Un pueblo virtuoso vive más feliz y más rico que otro lleno de vicios, y se defenderá mejor de todo ataque”.

Los maestros contribuyen con su esfuerzo y dedicación a la construcción de la obra más noble y hermosa que se haya escrito jamás, La Revolución cubana. No olvidar nunca que somos el espejo donde se mirarán cada mañana las nuevas generaciones de cubanos, donde irán llenando de luz y de amor con más fuerza que nunca la hermosa senda por donde transita la vida.

Sirvan estas palabras para felicitar a todos los educadores cubanos en nombre de los administradores del blog La Joven Cuba.