LJC: “En Cuba, mientras Raúl fomenta la crítica, hay personas que la frenan”

ljc entrevistaPor: José Manzaneda (coordinador de Cubainformación)

Cuba no está exenta de contradicciones que, lejos de ocultarse, son retratadas con profusa creatividad por su intelectualidad más revolucionaria. Y en un país que atraviesa profundos cambios, decididos -como en ningún lugar del mundo- en un amplio proceso de discusión democrática, surgen inevitablemente espacios de avance y otros, también, de retroceso. Hay quienes no soportan vivir los toboganes de la complejidad cubana, del “barro humano” que hace la Revolución -en palabras de Eduardo Galeano- y -con la mejor intención de ejercer la lealtad- quieren ver y presentar al mundo una Cuba tan impoluta e idílica como irreal.

Por ello, a quienes somos observadores de estas contradicciones y nos solidarizamos con el combate a ellas desde el corazón mismo de la Revolución, nos resultan dolorosas pero no extrañas situaciones como la que viven, desde hace un par de meses, los jóvenes blogueros revolucionarios de “La Joven Cuba”.

“La Joven Cuba” es un blog impulsado por tres jóvenes profesores de la Universidad de Matanzas (Osmany Sánchez, Harold Cárdenas Lema y Roberto G. Peralo) que, desde 2010, dan espacio de publicación a otros jóvenes de la Isla, principalmente universitarios. Desde final de verano, alguien con capacidad de decisión en la Universidad de Matanzas impide la actualización de su blog desde su centro de trabajo. Los administradores de “La Joven Cuba” entienden que ésta es una medida administrativa rigurosa y arbitraria tomada por quien ha pretendido silenciar -con las armas de la burocracia de manual- algunos contenidos incómodos del blog.

Para cualquier lector desapasionado, el blog “La Joven Cuba” es un espacio radicalmente alineado con la Revolución cubana, que contiene -eso sí- agudos análisis de crítica revolucionaria constructiva, en la línea defendida en los últimos años por el presidente Raúl Castro.

Muchos lectores del blog “La Joven Cuba” en todo el mundo contemplan perplejos cómo permanece cerrada, sin explicación alguna, una de las ventanas más frescas y creíbles de la blogosfera cubana alineada con el proceso revolucionario cubano. Y esperan con impaciencia que esta situación se resuelva con prontitud y con justicia, tal como ocurrió el pasado año con Esteban Morales, profesor de la Universidad de La Habana quien, tras ser expulsado del Partido Comunista, fue readmitido y reconocida la injusticia cometida.

Para aclarar la situación del blog “La Joven Cuba” y opinar sobre otros temas, hablamos con Harold Cárdenas Lema, Osmany Sánchez y Roberto G. Peralo quienes, desde hace tiempo, también son también activos colaboradores y columnistas de Cubainformación.

“La Joven Cuba” lleva un tiempo sin ser actualizado como blog, debido a problemas de conectividad en su Universidad. ¿A qué es debido?

Internet sigue siendo un fenómeno nuevo en Cuba y muchas personas con poder de decisión no entienden la dinámica de este medio. Está claro que es una herramienta que se usa constantemente contra la Revolución, es lícito protegerse de ella pero no puede convertirse en una defensa que raye con la paranoia y nos lleve a sacrificar a nuestras propias fuerzas. Los blogueros revolucionarios no podemos ser daños colaterales en este proceso.

Desde hace más de cuatro meses “La Joven Cuba” está bloqueada en la Universidad de Matanzas sin explicación alguna, frente a esto hemos evitado cualquier confrontación inútil, o victimismo alguno, hemos esperado pacientemente a que se imponga el sentido común.

Sabemos que hay personas concretas que no ven con simpatía su blog “La Joven Cuba”. Un blog que, desde el exterior, es tan claramente posicionado con la Revolución cubana, ¿puedes ser visto por alguien, dentro del país, como contrario?

Lo contradictorio es que desde fuera nos ven como “esbirros”, “oficialistas” y otras calificaciones, pero para un grupo de personas aquí en Cuba somos contrarrevolucionarios. La cosa se complica cuando dentro de ese grupo hay algunos con poder de decisión.

¿Qué es ser un joven revolucionario y un joven comunista en la Cuba de hoy?

Es una lucha constante por el país que podemos llegar a ser. Las palabras revolucionario y comunista también se han satanizado mucho en el mundo entero, prejuiciando a las personas hacia nosotros, una imagen que solo el diálogo y nuestro ejemplo cotidiano pueden romper.

Estos estereotipos existen incluso en nuestro propio movimiento, incluso algunos de los nuestros tienen una visión acartonada sobre cómo debe ser un comunista. Los revolucionarios del siglo XXI debemos despojarnos de los lastres del pasado si queremos adaptarnos a los tiempos que corren.

También tenemos que luchar contra la apatía, la vanidad y la cultura chatarra del mundo contemporáneo, contra una concepción banal sobre la realidad que no aspira a lograr las utopías sino que cínicamente proclama lo bajo de la naturaleza humana y proclama vivir el “día a día”. Cuba es muy susceptible a esto, actualmente se importan muchos códigos culturales negativos a los que estuvimos ajenos pero que ya muestran su impacto sobre la juventud.

Para nosotros un revolucionario debe ser por encima de todo antimperialista y no puede hacerle concesiones a los que tradicionalmente han sido enemigos de nuestro pueblo.

Ser comunista es muy difícil en una realidad tan compleja, tenemos que cargar con el lastre de los fracasos del socialismo “real”, las utopías que no se cumplieron y los errores de otros. No obstante, si hubo jóvenes en el pasado dispuestos a cambiar su realidad incluso a riesgo de sus propias vidas, tienen que existir los que en el presente luchen porque ese sacrificio no haya sido en vano.

“En Cuba el concepto de plaza sitiada es real, pero no puede ser camisa de fuerza para el pensamiento crítico”

“La Joven Cuba” encabeza su blog con un logo de Gerardo Hernández, uno de los cinco cubanos presos en Estados Unidos. ¿Qué son Los Cinco Héroes cubanos para Vds.?

Los Cinco son el símbolo de que estamos luchando por algo que es más importante que nosotros mismos, son la continuidad de la Generación del Centenario pero en otro contexto, con ideas nuevas pero el mismo espíritu de sacrificio. Una de las razones que más motiva a una persona a involucrarse en una causa es la lucha contra la injusticia, por eso desde el comienzo hemos participado en la denuncia sobre este caso.

Si cada persona comprometida con la justicia hiciera algo por ellos, esta batalla estaría ganada. Nosotros hemos usado nuestro espacio como herramienta para luchar por su liberación, y en este camino, hemos contactado con varios de ellos estableciendo una relación muy estrecha.

Gerardo contactó con nosotros a través de una amiga en común, compartiendo nuestra mirada sobre la realidad y accediendo a elaborar nuestro logo, que desde entonces hemos utilizado con orgullo. Con Tony como jurado especial lanzamos un concurso de poesía que fueron publicadas en nuestro blog, participar en esta idea en conjunto nos hizo sentir parte de una misma causa.

René estableció contacto con nosotros a través del blog y desde entonces se ha convertido en un amigo que nos aconseja a menudo el rumbo a seguir, más de un error hemos evitado gracias a su visión.

Hemos participado en encuentros de jóvenes por los Cinco y divulgado por la red más de cien cartas escritas por universitarios dirigida a Obama. Lo cierto es que las redes sociales han sido una poderosa herramienta para la lucha por su puesta en libertad, han violado muros y cercas hasta llegar a los Cinco con una agilidad que ningún otro medio es capaz.

¿Qué relación tienen Vds. con las organizaciones políticas y de masas de su Universidad?

Sencillo: Roberto Peralo, Osmany Sánchez y Harold Cárdenas somos dirigentes de la Unión de Jóvenes Comunistas. Roberto es miembro del Buró Municipal de la organización en Matanzas, Osmany es el Secretario General en la Universidad de Matanzas y Harold es el ideológico de su comité. Es decir, desde hace varios años no solo criticamos desde afuera sino que estamos en la pelea cotidianamente.

“Blog cubano” en el exterior es igual a Yoani Sánchez. ¿Qué piensan de esto, quién es esta persona?
Yoani Sánchez, Antonio Rodiles, Eliecer Ávila y otros más, son gente que no tiene la menor credibilidad para nosotros, así que sería una pérdida de tiempo hablar sobre ellos. Próxima pregunta.

¿Qué creen Vds. acerca de los cambios actuales en Cuba, en qué creen que el país debe avanzar con mayor velocidad?

Si hacemos un análisis retrospectivo, Cuba ha cambiado más en los últimos tres años que en las últimas décadas, en un proceso que comenzó Fidel en el 2007 y Raúl ha continuado en la medida de sus posibilidades. Los pasos que hemos tomado no admiten una marcha atrás ni errores, por eso el ritmo actual es el correcto. El inmovilismo que padecimos durante mucho tiempo nos lleva a tener cierto desespero pero la cronología histórica de un país no es la misma que la de una persona.

Después de tantos pasos, el elefante en la habitación, la medida que todos esperamos se concrete, es el cambio de moneda. Esto dependerá de las condiciones económicas del país y la eficiencia en adaptarnos a las nuevas circunstancias. Otros cambios esperados son la separación (real, no formal) del Estado y el Partido, hacer más efectiva la entrega de tierras, descentralizar el sistema de gestión del sector empresarial (dándole más participación a los trabajadores) y fomentar el desarrollo local.

Muchas de estas medidas ya están en camino pero se trata de darle un mayor impulso y evaluarlas en su aplicación práctica constantemente.

Durante mucho tiempo se ha considerado conveniente no discutir abiertamente determinados temas, determinadas contradicciones de la sociedad cubana de forma abierta, por su posible manipulación por parte de la prensa extranjera. ¿Creen que son otros tiempos?

Está claro que son otros tiempos, actualmente se abordan tópicos que años atrás eran tabú. El concepto de plaza sitiada no es falso, pero no puede convertirse en una camisa de fuerza para el pensamiento crítico.

Silenciar algunos asuntos o minimizarlos, más que poner en peligro a la Revolución, le hace un favor a sus detractores. La prensa extranjera siempre va a manipular la realidad cubana, no se trata de una maldad intrínseca en los periodistas ni nada parecido, Correa lo explicó recientemente: “desde que se inventó la imprenta, la libertad de prensa es la voluntad del dueño de la imprenta. No nos engañemos.”

¿Qué papel le otorgan Vds. a la crítica revolucionaria en la Cuba de hoy?

No se puede hacer revolución sin crítica, de lo contrario encontrarás una sociedad paralizada. De hecho, un país que no esté cambiando constantemente y abierto a la crítica, no se puede calificar de revolucionario. Cuba está en un proceso de transformaciones muy grande, en el que la crítica tiene un papel preponderante. Es más, creo que somos el único país del mundo, en el que el presidente aparece públicamente fomentando la crítica.

Lo que ocurre es que mientras Raúl la fomenta, hay un grupo de personas que la frena, la desvirtúa o la reprime. Al final, la propia dinámica de la vida los dejará atrás.

[VIDEO] Entrevista con Harold Cárdenas y Roberto González, autores de “La Joven Cuba” en el marco del taller “Medios alternativos y Redes sociales” celebrado en novimbre del año pasado en La Habana