¿Seremos paranoicos?

Por:  Roberto G. Peralo

Hace poco leyendo las noticias que circulan por Internet me tropiezo con un titular “Romney: Chávez y Castro son un peligro” del sitio digital “El Universo”. Busco la fuente de la información y viene de EFE reportada desde Washington el 24 de mayo.  

En el primer párrafo se puede leer “El virtual candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, afirmó ayer que el régimen castrista en Cuba y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, son un “gran peligro” para Estados Unidos y el mundo…”

Hice una búsqueda rápida en google dándome como resultado que en menos de 12 horas más de 10 páginas de noticias habían sacado un artículo refiriéndose al hecho sin dejar de resaltar la palabra “gran peligro”, Castro, Chávez y Estados Unidos.

Sigo leyendo más opiniones sobre el tema. El peligro está dado que según Rommy, (son interpretaciones mías), estos regimenes comunistas son el freno para que EEUU pueda aprovechar el enorme mercado que representa América Latina.  Parece que se está cumpliendo las profecías de Martí.

Coincidentemente estaba leyendo los numerosos comentarios que se generan en el Blog La JovenCuba, donde se nos acusaba, y no es la primera vez, de que siempre estamos viendo injustamente a los Estados Unidos como el enemigo de Cuba, que en nuestra conciencia esta sembrado el odio al pueblo norteamericano, otros de los argumentos muy preferidos por muchos, que para Estados Unidos, Cuba es insignificante y nada importante. También aseguran no pocos y nos han dado prueba de ello que es una manipulación de “los Castros” que los Estados Unidos tienen las peores intenciones con Cuba.

También nos han asegurado que el lenguaje bélico y agresivo hacía Cuba solo lo tiene un pequeño sector de la emigración cubana. No obstante yo duermo tranquilo porque Obama le juró a nuestra bloguera insigne que nunca invadiría a Cuba en su famosa entrevista. Y estos comentarios, nada importantes por supuesto, de un político que puede que sea el presidente del país más poderoso del mundo, seguro los hizo para congraciarse con un sector del electorado de Miami.

Lo más lamentable de esto, no se de que forma, con tales declaraciones puede haber un acercamiento diplomático entre los dos países. Me da la ligera impresión que mis hijos van a seguir sufriendo el distanciamiento entre los dos pueblos, porque un grupo de políticos necesitan seguir inflingiendo el miedo, la amenaza y la desconfianza.