La Conferencia Secreta

¿Qué explicación puede tener que no se transmitan la Conferencias de Prensa al terminar los juegos de pelota…? ¿No lo merece el pueblo?

Por: Osmany Sánchez

Del 4 al 11 de febrero de 1945 de celebró la Conferencia de Yalta, a la que asistieron Iósif Stalin, Winston Churchill y Franklin D. Roosevelt como representantes de la URSS, Reino Unido y Estados Unidos respectivamente. Antes de eso, en 1943 se había realizado la Conferencia de Casablanca. He leído sobre las tremendas medidas de seguridad que se siguieron para la realización de estas reuniones y el secretismo que hubo alrededor de ellas.

Aunque no estemos en guerra, en la actualidad se celebra casi todos los días en Cuba una conferencia que puede emular en cuanto a secretismo con cualquiera de las citadas anteriormente: La conferencia de prensa al finalizar los juegos de pelota.

En estos días estamos presenciando por la televisión nacional excelentes juegos de pelotas, algunos de ellos, como los de Matanzas-Industriales, son verdaderos juegos de ajedrez en los que sus directores, cambian jugadores, ordenan jugadas, en fin que ponen en práctica los fundamentos del juego moderno, dándole colorido al espectáculo.

Durante todo el juego escuchamos la frase: “bueno, veremos qué dicen en la conferencia de prensa…” y efectivamente al finalizar el juego se produce una conferencia de prensa a la que asisten los periodistas y me imagino que un selecto grupo de amigos, directivos y funcionarios. Si digo que me imagino es porque todo alrededor de esta conferencia es secreto, ni siquiera fotos de ella salen en la prensa.

Nosotros los mortales, los que no estamos en el selecto grupo de elegidos que pueden asistir a esa conferencia de prensa, tenemos que conformarnos con las pinceladas que salen al otro día sobre ella en el Granma o en el Juventud Rebelde, el que los pueda comprar. ¿Por qué no poner la conferencia de prensa en vivo al terminar el juego?. Un amigo me decía que a lo mejor tenían miedo a que se dijera algo…bueno no me imagino que pueda decir un director de pelota que sea un secreto de estado o algo así.

Algunos se preguntan por qué el fútbol gusta tanto en Cuba, al punto de hacerle competencia a la pelota, bueno pues la respuesta está muchas veces en estos pequeños detalles. Perdemos las oportunidades de convertir el deporte nacional en un verdadero espectáculo. Sinceramente, aburre escuchar a Rodolfo García y Modesto Agüero. Durante 9 entradas tenemos que escuchar sus “análisis” del juego. ¿Es tan difícil invitar a una de las grandes figuras del béisbol nacional para que los acompañe y sea quien haga los análisis? ¿Se necesitan muchos recursos para eso?

No soy solo yo quien piensa así, le he preguntado a varias personas y nadie tiene la explicación de por qué no se transmite la famosa conferencia de prensa. En varias ocasiones Raúl Castro, se ha referido al tema del secretismo y sin embargo a veces parece que se está arando en el mar.

Anuncios