Los Brutos

 

url

Integrantes del Partido Republicano de Cuba después de su “ocupación” de una iglesia en Cuba

Por: Osmany Sánchez

“Qué bruto son compadre…” esa fue la expresión de un amigo refiriéndose a los últimos espectáculos de los “disidentes” en Cuba, agudizados en los últimos días con la visita del papa a nuestro país.

A veces parece que hacen todo lo posible por “caer mal” y esa es una de las razones por las que no tienen la menor credibilidad dentro del pueblo de Cuba. Alguien puede pensar que estoy exagerando pero las acciones de Los Brutos me dan la razón. Que quede claro que no utilizo la definición de “Bruto” como un término despectivo sino simplemente para describir a una persona a partir de sus acciones.

Solamente a un Bruto se le ocurriría hacer una costosa campaña internacional para convertir a un delincuente común, lamentablemente fallecido, en un preso político y después enterrar sus restos en el mismo lugar donde descansan los “Héroes de Bahía de Cochinos”. Todo esto mientras la madre del “preso político” fallecido aparece retratada en varias ocasiones en compañía de un terrorista como Luís Posada Carriles.

Aún cuando en la mayoría de las casas en Cuba hay un DVD, todavía los cubanos disfrutan de las películas en los programas especializados entre semana o las más comerciales los fines de semana. Solamente a una Bruta se le ocurriría decir

que se siente mal cuando se sienta frente a la televisión pues sabe que esos programas son “pirateados” por el estado cubano. Esta misma Bruta me dejó esperando cuando los violentos anticubanos del CLC le otorgaron un premio. Pensé que la Bruta haría una declaración diciendo que no quería ser agasajada por esos personajes vinculados con el terrorismo pero nada de eso.

Cuando todos en Cuba se preparan para la visita del Papa, solamente a un grupito de Brutos, integrantes del “glorioso” Partido Republicano de Cuba, se le ocurre la idea de “ocupar” una iglesia. Otro grupo, más de 700, le envían una carta al Sumo Pontífice pidiéndole que no venga a la isla.

Una de las características más sobresaliente de los Brutos es que se quedaron anclados en el pasado, aunque hayan nacido después de 1959. Uno de ellos por ejemplo, se refiere a la Plaza de la Revolución como “Plaza Cívica”, lo más llamativo en este caso es que el Bruto en cuestión es negro, al parecer no conoce bien la situación en la que se encontraban los negros antes del triunfo de la Revolución.

                   Martha votando                     

No es el único ejemplo de las cosas que se le ocurren a los Brutos y que los aleja cada día más del pueblo. En sus planes está,  una  vez que Cuba sea “libre” la retirada de todos los bustos y tarjas que representen a miembros del Movimiento 26 de Julio a los que acusan de terroristas. Otras de las “hazañas” de los Brutos fue participar en un simulacro de votaciones en la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana donde como corderitos votaron por Bush. Una de esas Brutas dijo en una ocasión que le daba lo mismo si sus acciones provocaban que los “americanos” atacaran a Cuba.

Es difícil a veces entender a los Brutos porque en sus propias acciones se contradicen mucho. Una de sus más promocionadas campañas es “Yo no coopero” lo que se traduce en “Yo no trabajo para el estado”, “Yo no hago guardia del CDR”…luego se paran en los medios y dicen que tienen que recibir dinero de los Estados Unidos porque el gobierno cubano no les permite trabajar…bueno pero por fin qué ¿Cooperas o no?. Me imagino que lo que ellos quieren es que les paguen sin trabajar.

Solamente a un Bruto se le ocurriría pensar que alguien se puede creer que un ser humano puede sobrevivir a una “huelga de hambre y sed por 135 días”, además de conceder 10 ó 12 entrevistas diarias a los medios de Miami.

Es imposible para los Brutos y sus promotores actuar de otro modo. Los primeros por el amor al dinero fácil y a las esperanza de una visa y los segundos porque la prepotencia los ciega.