Otra vez fuera de Cuba

juventudrebelde.cu Por: Osmany Sánchez

Como un mazazo nos llega la noticia . Este año Cuba tampoco jugará sus partidos de la Liga Mundial de voleibol en la Ciudad Deportiva. Según explicó Eugenio George, presidente de la federación cubana: “La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) aprobó este movimiento … debido a la imposibilidad de garantizar la climatización del coliseo de la Ciudad Deportiva en La Habana, un requisito exigido en el reglamento del certamen”

El voleibol es sin dudas uno de los deportes más seguidos por nuestro pueblo y la Ciudad Deportiva una de las sedes que siempre sobresale por la cantidad de público que recibe y por la disciplina de este. Es también uno de los deportes más golpeados por el abandono de sus integrantes.

Creo firmemente en la necesidad de insertar a los deportistas cubanos, no solo de voleibol, en otras ligas. Este tema lo he abordado en otras ocasiones. Los deportistas son formados por la Revolución pero también lo son los artistas y estos reciben contratos en el extranjero durante meses o años sin desconectarse de su país. En los Lineamientos recién aprobados se incluye la posibilidad de que los profesionales se contraten en el extranjero. ¿Qué diferencia entonces con los deportistas?

Los que amamos el deporte, tenemos que sufrir constantemente la pérdida de deportistas que deciden jugar fuera de Cuba lo que los imposibilita integrar luego las selecciones nacionales. En algunos casos la prensa nacional no aborda el tema con objetividad, como en los casos de Robertlandy Simón y Yoandy Leal quienes según se dijo hace dos años  no integraron la selección nacional por diversos motivos. Simón porque “solicitó un descanso” y Leal porque “no integró el equipo pues no asistió a la Liga Nacional, tuvo problemas docentes y con su presencia en los entrenamientos”. ¿Dónde están ahora?

¿Ya descansaron y estudiaron?. Eso solo lo vamos a saber por “lo que se dice en la calle”.

Durante las transmisiones de eventos múltiples (olimpiadas, panamericanos, campeonatos mundiales…) vemos como nuestros narradores deportivos nos dicen con orgullo el esfuerzo que realiza el país para llevar hasta nuestras casas las actuaciones de los cubanos sin embargo no mencionan una palabra cuando no se transmite un evento de importancia nacional que se realiza dentro de nuestro país.

Hace apenas unos minutos un estudiante de periodismo me comentaba molesto que no entendía por qué no estaban transmitiendo por la televisión la final de la Liga Superior de Baloncesto, uno de los eventos más seguidos del país. La semana pasada mientras se producía el primer juego, Tele Rebelde “el canal de los deportes en Cuba” pasaba un partido de fútbol extranjero.

No es el único caso, ni es un hecho aislado. Cuando único podemos ver a nuestros judocas o luchadores es en una olimpiada o panamericano (ni siquiera en mundiales) mientras todos los años se realizan dentro de Cuba importantes eventos internacionales como el José Ramón Rodríguez (judo masculino), Judoguis Dorados (judo femenino), Cerro Pelado (lucha libre) y Granma (lucha greco).

De estos eventos nos enteramos en los espacios deportivos mientras nos cuentan lo interesante de varias de las peleas efectuadas o de la espectacularidad de alguna de las acciones realizadas.

¿Se necesitan muchos recursos para transmitir esos eventos, realizados en Cuba?

Muchas son las tareas pendientes con el deporte cubano y ninguna de ellas acarrea, desde mi punto de vista, un daño a nuestro sistema social. Si se llevara a cabo una consulta con la población, como con los lineamientos, estoy seguro de que la inmensa mayoría apoyaría la inserción de una manera ordenada de nuestros deportistas en el exterior y que estos pudieran integrar nuestras selecciones nacionales.

Entenderían de igual forma que un evento de importancia, como la Liga Mundial, no se pude cobrar solo a un peso la entrada sino, digamos a 5 pesos. Si tomamos en cuenta que la capacidad de la Ciudad Deportiva es de al menos 12 000 personas, entonces estaríamos hablando de 60 000 pesos en cada partido. Este dinero se revertiría en el mantenimiento de la propia instalación.

Uno de los oyentes del programa “Deportivamente” que trasmite cada noche Radio Rebelde decía hace poco que en Cuba hace falta un congreso dedicado al béisbol. Yo creo que más que un congreso se debe llevar el tema del deporte en general y las principales decisiones sobre este hasta la base, que salgan del pueblo las decisiones a tomar y la sabiduría popular se encargará de proponer las mejores soluciones.

Anuncios