Cómo baila casino mi hijo

Por: Manuel García Díaz

Hace un año mi hijo tuvo un accidente del tránsito y escribí en LJC sobre lo ocurrido. En aquellos momentos muchas personas hicieron comentarios lamentando lo sucedido y deseándole una pronta recuperación, otros se dedicaron a hablar de las cucarachas y lo mal que funcionan los hospitales cubanos. A todos les comunico que ya mi hijo se encuentra incorporado a su trabajo.

 Tuvieron que realizarle dos intervenciones quirúrgicas-inicialmente los médicos estimaban que fueran tres o cuatro-, pero no ocurrió así. Los resultados de su tratamiento resultaron  tan favorables que se presentaron en varios eventos científicos, tanto en Cuba como en el extranjero.

 Durante todo ese año, como ocurre con todos los cubanos, fue atendido gratuitamente, recibió el 60 por ciento de su salario y  múltiples muestras de solidaridad.

 Al ver a mi hijo bailando casino en una fiesta en La Casa de la Música de Varadero, pensé en el  agradecimiento a todos los que se preocuparon, al personal de la salud que lo atendió, a la familia, a los amigos y sobre todo a esta Revolución que nos hace vivir tan seguros.

Anuncios