¿Por qué no se derrumba el sistema en Cuba?

Alberto Manuel León Pacheco (estudiante de periodismo camaguey)

En estos días se habló muchísimo en los medios sobre la inclusión de Fidel Castro en el libro de récords Guinnes por la cantidad de atentados contra su persona. Desde que conocí el internet siempre he buscado la famosa información “de afuera”, o sea de los medios no cubanos para ver como es la información en el otro bando.

Cual sería mi sorpresa al leer el Nuevo Herald, El País, Univisión y otros, y ver que lo que estaba leyendo no era lo que estoy viviendo. Detenciones en las calles, represión, falta de libertad de expresión, derechos humanos violados y la hecatombe en esta isla es lo que leí( y leo) a diario.

Otro de los términos usados constantemente es el de”dictadura de los castros”. Una dictadura que lleva 50 años. Pero ¿Quiénes lo llaman así? Primero fueron todos los que perdieron sus propiedades por las nacionalizaciones y en revancha lo llaman de esa manera, luego están los mismos que estuvieron contra batista y militaron alguna vez en el bando de la revolución, después hay muchos que emigraron y con tal de buscarse una imagen en el “exilio” dicen cualquier cosa.

Se supone que les llamen dictadores porque han estado todo el tiempo gobernando el país desde que triunfó la revolución. Ahora yo pregunto¿ Quién tiene más autoridad y moral para gobernar en Cuba que Fidel y Raúl. ¿Qué hubiera pasado si ellos no hubieran querido hacerlo? Vean lo que pasó cuando Fidel renunció al cargo de Primer Ministro y el pueblo botó a Manuel Urrutia y lo devolvió en su puesto.

Es algo lógico que los máximos líderes de la revolución en la Sierra Maestra dirigieran el país luego del triunfo. Lo que sí es verdad y en eso concuerdo con la prensa extranjera, es que cometen errores como cualquier ser humano. Las trabas para salir del país, la compraventa de casas, no poder hospedarse en hoteles, no tener celulares y otras( Le invito a decir otras) fueron desiciones que dejaron una mala imagen de la revolución entre los habitantes de la isla. Pero tuvieron su explicación en el momento que se adoptaron. El error fue mantenerlas durante tanto tiempo.

Pero nada de eso, les quita méritos para seguir siendo los líderes naturales de Cuba. Es que no se dan cuenta que si ellos están allí es porque el pueblo cubano lo quiere así y cuando digo pueblo me refiero a la mayoría, sé que hay unos cuantos que no están de acuerdo y para mí está bien que sea así.

Si Cuba está tan mal, si la represión, el hambre y la falta de libertades es tan grande como aseguran estos medios: ¿Por qué el pueblo no se lanza a las calles a derrocar el gobierno? Si ya nos lanzamos contra Machado y contra Batista, que eran dictaduras sangrientas y en las cuales disentir era igual a ser condenado a muerte.

La respuesta es sencilla: la dictadura castrista no existe, al igual que la represión. Son cosas de la propaganda diaria que ya nadie se cree, solo los que las fabrican. Como puede haber dictadura en el país de Mella, Villena, Martí, Céspedes, Trejo y otros tantos que dieron sus valiosas vidas luchando contra tiranías.

Ahora que la situación está difícil con los precios de la comida y el tema del salario cualquiera en una calle dice “Esto está malo” pero en cuanto mejora su situación se le olvida lo que dijo y lo puedes ver en un acto o desfile marchando por la Revolución.

Es que los cubanos somos así. Queremos que las cosas mejoren pero no que nadie nos diga como. La realidad no es tan negra como la pintan. Tiene sus partes a color y otras sencillamente en blanco y negro.

 Tomado de: http://supercuba.wordpress.com/2012/01/09/por-que-no-se-derrumba-el-sistema-en-cuba/