Camila Vallejo, Kim Jong Il y el duelo cubano

Camila Vallejo rechazó las condolencias del PC chileno por muerte de Kim Jong Il

Por: Harold Cárdenas Lema

Hace unos días la dirigente estudiantil chilena Camila Vallejo hacía declaraciones públicas criticando la actitud del Partido Comunista chileno (al cual pertenece) por una carta de condolencias que enviaran luego de la muerte del líder norcoreano. Hace unos días me enteré del luto oficial decretado en Cuba al conocerse la muerte del dirigente asiático, me pregunté entonces: ¿qué motivos tengo para sentir empatía por Kim Jong Il? ¿Cuánto conozco de él? ¿Debo sentirme en duelo por su muerte?

Lo cierto es que en Cuba se sabe poco y se habla menos de Corea del Norte, sabemos que es un autoproclamado modelo comunista (algo fácil de decir pero difícil de hacer) pero con una aureola no muy feliz. De hecho, lo único que conozco del país es su peculiar sistema electoral: por designación paternal.

El relativismo cultural existe por una razón, no podemos criticar un modelo social foráneo basándonos en nuestros propios códigos porque corremos el peligro del chovinismo y la prepotencia que los europeos han sufrido durante siglos y más recientemente los norteamericanos. Pero tampoco podemos renunciar a exigir valores universales que deben respetarse en cualquier lugar del mundo, una violación infantil es una violación a los derechos humanos en cualquier país del mundo, sin importar su cultura, hay cosas con las que simplemente no se juega.

Kim Jong Un, sucesor de su padre Kim Jong Il

¿De qué estamos hablando aquí? Sencillamente la discusión se refiere a si los norcoreanos viven en una dictadura o en un modelo legítimo y soberano, creo que en este caso la cuerda es muy fina, porque hay elementos de peso en ambas argumentaciones, la cultura asiática tiene una fuerte tendencia al personalismo político pero los norcoreanos tienen también algunas característica que son simplemente indefendibles. Me llama la atención cómo algunos cubanos que han tenido la oportunidad de visitar el país asiático, no se aventuran a defender ese sistema político y se sienten asfixiados en su atmósfera. Me parece lógico, el enemigo de mi enemigo, no necesariamente es mi amigo…

La prensa lo reflejó como el "Duelo Oficial por el fallecimiento del compañero KIM JONG IL"

Pues en Cuba la bandera se izó a media asta, se suspendieron las actividades festivas y se declaró duelo oficial. Yo no me sentí así en absoluto, nada que ver con los días en que murió Juan Almeida Bosque (muy querido en Cuba) y realmente los cubanos sentimos su ausencia, el norcoreano merecía la deferencia y respeto de toda persona que fallece, algo siempre lamentable, pero difícilmente declararía yo duelo oficial por Kim Jong Il.

La diplomacia tiene estas cosas y hay que respetarlas, claro que no asistí a fiestas ni violé en ningún momento el luto pero tampoco sería honesto si les dijera que me sentí particularmente mal por el fallecimiento, sólo tuve el pesar que se puede sentir por la muerte de quien te es ajeno completamente. Algo así como cuando vas cerca de una funeraria y ves a la familia del difunto sollozando, sientes empatía por ellos pero eso no significa que arrojes tú una lágrima.

Me cuestioné la pertinencia del duelo oficial en cuanto escuché la noticia, algo así le debe haber pasado a la chilena, con ella se armó buena polémica porque criticó públicamente la política de su partido, yo no soy militante partidista pero creo que es dicutible la desición del duelo nacional por la muerte del coreano. Los duelos oficiales son días de solemnidad y muestra de respeto y dolor de los cubanos por el fallecimiento de una figura, si bien puede haber sido una deferencia diplomática con los norcoreanos (que tanto podrían necesitar de nuestra solidaridad) no estoy muy seguro de que haya sido lo más correcto.

Para decirlo en palabras de Camila Vallejo y hacer una parábola entre su caso y el nuestro: “A mí me choca, creo que fue un error… no creo que haya sido oportuno, creo que no correspondía… ” Al final si hicimos bien en mantener duelo por el norcoreano ya es demasiado tarde para esa discusión porque los tres días ya pasaron, pero lo cierto es que sería interesante saber si este tipo de acciones no son regalos que se le hace a la derecha en el mundo entero, para que monten sus campañas mediáticas y traten de desacreditar así a los partidos comunistas.

Vallejo: "Me choca, y merece una autocrítica. Creo que fue un error y también lo están discutiendo como tal en el partido"

Por lo pronto, Camila Vallejo me demostró su carácter, que no tiene miedo de disentir con su partido cuando la situación lo requiere, algo que Mella nos enseñó a los cubanos y lo dejamos olvidado en algún libro de historia o enterrado bajo la falsa unanimidad. Me gusta la gente así, que tiene un pensamiento abierto, creador, que no teme decir lo que piensa aunque pueda resultar chocante… eso es ser revolucionario.

Ojalá no tengamos un duelo oficial en mucho tiempo, pero la próxima vez que que este ocurra, que sea en un caso más “sentido” para los cubanos.