Los Pollitos y los Pollanes

http://2.bp.blogspot.com/_95wARY7kEG4/ScdPG90Nl3I/AAAAAAAAAmI/LnCBfH_neIE/s320/hombre_pollo.JPG
Los Pollanes aman el dinero, no a su pueblo.

Por: Osmany Sánchez

Desde hace más de doscientos años los distintos gobiernos de los Estados Unidos han puesto sus esperanzas en apoderarse de Cuba. Al inicio se trataba de la anexión física del territorio, ahora se trata de recuperar sus propiedades de antes de 1959 y volver a adueñarse de los principales renglones económicos de la nación.

Es sumamente complicado entonces entender las relaciones Cuba-Estados Unidos. Muchos de los que critican a la Revolución cubana, lo hacen sin conocer las razones históricas de muchas de las decisiones que se han tomado en Cuba.

Hace menos de un mes nació mi niñito y desde ahora me estoy preparando para explicarle esta complicada relación entre los dos países y entre los cubanos que viven a ambos lados del estrecho de la florida. Tengo tiempo para prepararme, pero estoy escribiendo un cuento infantil que ahora comparto con ustedes.

Aclaro que no soy escritor y el cuento no está acabado pero me parece un buen inicio:

Había una vez una vez un hermoso árbol donde existían muchos nidos. La mayoría de los habitantes de estos nidos tenían buenas relaciones unos con los otros, sin embargo en algunos casos esto no era así. Les pongo como ejemplos dos nidos: uno hermoso (en una ocasión alguien dijo que era el nido más hermoso del mundo) donde vivían unos pollitos y otro nido que estaba en la rama de arriba (al norte) donde vivían unos Gavilanes. En realidad eran Halcones pero utilizo al Gavilán para adaptar el cuento a la fauna cubana.

Durante mucho tiempo los gavilanes estuvieron viviendo en el nido de los pollitos, con la complicidad de algunos pollitos malvados. Un día los pollitos buenos se organizaron y expulsaron a los gavilanes del nido (y a los pollitos malvados) y comenzaron por primera vez en su historia a construir un nido de verdad sin intromisiones del exterior. Desde ese entonces los gavilanes se propusieron destruir lo que los pollitos buenos estaban creando y para eso contaban con “rendir a los pollitos de hambre y desesperación”.

Desde el inicio de esta confrontación un grupo de pollitos se fueron vivir por diferentes motivos a otras partes del árbol, la mayoría de ellos al nido de los Gavilanes. Una parte significativa de ellos se mantuvo en contacto con sus familiares del nido de los pollitos y aunque en algunas cosas no estaban de acuerdo con lo que sucedía allá, se mostraban respetuosos y no se entrometían en los asuntos internos del nido. Aunque vivían lejos nunca dejaron de ser pollitos.

Hay otro grupo sin embargo que movidos por el odio y por el resentimiento se pusieron del lado de los Gavilanes y desde el mismo inicio se convirtieron en enemigos de su patria (de su nido). Estos pollitos cambiaron su modo de pensar y hasta de hablar pues era tanta su admiración y adoración por los Gavilanes que renunciaron a ser pollitos y se convirtieron en Pollanes, o sea no son ni una cosa ni la otra, sólo una mezcla que les permite engañar a los pollitos para lograr sus aspiraciones políticas y confundirse entre los gavilanes para mantenerlas.

Hay otro grupo que aunque no se fueron del país también se convirtieron en Pollanes, algunas incluso llevan ese apellido,  y son alimentados y educados por los Gavilanes. Estos se mantienen dentro del nido de los Pollitos, beneficiándose de las bondades de su sistema mientras mienten y denigran sobre lo que sucede a su alrededor.

La historia no está concluida, además este es sólo el texto, aquí faltan las expresiones de odio para representar las acciones de los Gavilanes y los Pollanes y algún que otro gesto de desprecio cuando le hable de los Pollanes de aquí. Aclaro que no quiero que mi niñito crezca con odio pero desde pequeño le enseñaré a querer a su patria por encima de todas las cosas y que cuando tenga alguna discrepancia con algo de lo que suceda, el lugar para resolverlo es aquí, en su país, y no bajo la protección de los Gavilanes ni de los Pollanes.

Anuncios