Abracadabra: magia en La Colmenita (+ Fotos)

La Colmenita es actualmente una escuela teatral para los niños cubanos, su significación ya trasciende fronteras.

Por: Harold Cárdenas Lema y Roberto G. Peralo

Protegedme de la sabiduría que no llora,
de la filosofía que no ríe
y de la grandeza que no se inclina ante los niños.

(Khalil Gibran)

En horas de la tarde-noche del 12 de junio del 2011, los delegados participantes al III Encuentro Juvenil Internacional de Solidaridad con Los Cinco asistieron a la presentación de la obra Abracadabra del destacado grupo teatral infantil La Colmenita. En esta obra se aborda el tema de la liberación de los Cinco mediante una representación que hacen los pequeños interpretando a distintos personajes como Tom Sawyer, El Principito, Peter Pan, Mafalda y Pipas Medias Largas, entre otros. Todos ellos se unen para lograr la liberación de los Cinco cubanos.

Las actuaciones de los pequeños fueron algo casi sobrenatural, muestran un talento inmenso y en su trabajo se ve el resultado del esfuerzo de los profesores de La Colmenita, comenzando por Carlos Alberto Cremata, su director. Los pequeños mostraban mucha naturalidad y algo muy importante, se notaba que estaban disfrutando sus actuaciones. Quizás Cremata podría prestarle un par de sus pequeños niños-actores a más de una novela nacional o aventura que fallan precisamente en las actuaciones infantiles.

Pero la sorpresa no fue la obra en sí, pues ya conocíamos del prestigio de la agrupación teatral, sino la manera de presentar el tema de los Cinco desde una perspectiva distinta. Evitando el facilismo de la apología política, la obra nace desde la crítica inteligente a las maneras dogmatizadas de ver cómo se manejan figuras como los Cinco en las escuelas. Demostrando a los pequeños que clamar por su liberación no tiene que ser aburrido, obligatorio y ni siquiera serio, se logra un espíritu de diversión que soñaríamos existiera en cada una de nuestras escuelas.

La sorpresa sería cuando en horas de la noche y compartiendo con los demás delegados en un espíritu de fiesta de jóvenes, conocimos que llevábamos la noche conversando y bailando con la escritora de la obra. Ojalá fuera posible clonar a La Colmenita y su Abracadabra para diseminarla por toda la Isla, consultaremos esto si podemos comunicarnos con los creadores de la oveja Dolly. A continuación mostramos las imágenes que tomamos en la actividad. Reportando desde la capital, LJC, cambio y fuera.

La maestra le propone a los niños encarnar cada uno un personaje de cuentos infantiles
La mirada de esa niña pequeña retando al niño vale un millón de pesos...convertibles.
Los niños disfrazados de payasos...deben mostrar cara de tristeza.
La maestra le enseña al pequeño a actuar.
Los personajes de las historias infantiles se reúnen y proponen cada uno su versión para liberar a los Cinco.
Carlos Alberto Cremata habla al público.
Este pequeño se robó el show, había que verlo, lástima que no pudimos filmarle un video.
¡A cantar y bailar con la colmenita nacional!
Nos llamó particularmente la atención la relación existente entre Cremata (último a la derecha) y los pequeños actores.
Los hijos de los Cinco presentes en la obra
Hijos de los Cinco y Carlos Alberto Cremata.
Canta y baila La Colmenita en su espectáculo...
El público también bailó y cantó en la presentación, aquí están de pie...
Y este pequeño mira al escenario fijamente...posiblemente pensando en cuándo le tocará estar ahí.
A las tremendas actuaciones y lo profundo del mensaje transmitido, se le suma la belleza de las voces de algunos de estos jóvenes talentos.
Anuncios