La Joven Cuba arrasa en escenarios habaneros

Por: Gabriel Torres

Hace pocos días, durante el pasado fin de semana, tuve la oportunidad de participar en el Primer Encuentro Nacional de Estudiantes de Periodismo, Comunicación Social y Ciencias de la Información organizado por la FEU y la Universidad de La Habana. Les comento que fue una experiencia magnífica. Con el objetivo de compartir experiencias, analizar problemas en cuanto a la docencia, el protagonismo en las universidades y proyecciones nos congregamos más de 80 futuros profesionales de la comunicación de todas las regiones del país.

Como siempre uno lleva con orgullo lo que fructifica y hace bien, lo que emana de un esfuerzo común en pos de un objetivo, de una meta, una utopía, armado con mi memoria flash y unas ganas tremendas, concurrí al Foro-Debate planificado en el programa del evento para presentar trabajos y proyectos de singular relevancia en cada una de las universidades. Muy buenos planes y trabajos encontré allí: un noticiero para las EFI (Escuelas de Formación Integral, las antiguas Escuelas de Conducta) liderado por estudiantes dela Universidad deLa Habana; un noticiario radial universitario ideado por los muchachos dela Universidad de Villa Clara; publicaciones en medios nacionales y acciones educativas para atacar problemáticas sociales desde el área de la comunicación.

Pero parece que LJC estaba predestinada a alcanzar el Oscar de la cita estudiantil. Sorprendidos por el éxito de nuestro blog, los muchachos quedaron a merced de la presentación. Mientras relataba nuestros primeros pasos, nuestros tropiezos iniciales, la consolidación del proyecto, la fuerza de las estadísticas y el ranking alcanzado gracias al estilo, al respeto a la opinión ajena, a la libertad de los artículos y comentarios y lo atractivo del diseño parecía que se enamoraban; que la semilla, en formato ppt, crecía y fructificaba en enormes deseos de ser, de formar, de crear junto a “los jovencubeños”.

Llovieron dudas, preguntas miles, risas –hasta uno, dominado por una sana envidia llegó a exclamar que “eso es un globo infla`o del matancero este”- no obstante yo preparado psicológicamente para el aluvión. ¿¡Cómo lo logran!? ¿¡Cómo actualizan!? ¿¡Qué es lo que publican!? ¿¡Eso no está un poco caliente caballero!? ¡¡Yo quiero participar!! Fue una tormenta de solicitudes y explicaciones, y les confieso, me quedé con todo el placer, con esa aborrecible vanidad que se siente cuando eres el centro de algo bonito, deseable ¡¡vaya como cuando te miran la jeva cuando caminan juntos por la calle y sabes que tú eres el tipo, tú y nadie más!!

En fin, parece que LJC estará pronto más diversa. Más juvenil, remozada. Y que se sepa que no estoy quitando del camino a Edu y compañía, sus aportes son más que necesarios, esclarecedores y útiles; pero un viejo anhelo de los que tenemos el orgullo de denominarnos fundadores, si la idea prendió fuerte en las mentes de esos jóvenes, se verá cumplido cuando se integren nuevas voces a los post y al debate, cuando el blog tenga más presencia novel, cuando sea el blog de TODOS los universitarios cubanos.

Sirvan estas experiencias para enlazar a los muchachos de Holguín, Villa Clara, Pinar del Río, La Habana, Santiago y Camagüey tomando como centro de gravedad a sus ideas y puntos de vista esta universidad, este espacio, esta comunidad.