Es difícil ser “disidente” en Cuba

http://4.bp.blogspot.com/_QEnp8M8cVmo/R8xsdjhD3kI/AAAAAAAAAU4/2DH7wViz0CM/s400/lazy+bear.jpg
¿Será Guillermo Fariñas preparándose para la próxima huelga de hambre?

Por: Osmany Sánchez

Recuerdo que hace algunos años un amigo de paso por la provincia de Matanzas, se burlaba de mí porque decía que nada de lo que yo le había descrito de mi ciudad era cierto. Me criticaba por ejemplo la falta de ofertas gastronómicas en el centro de la ciudad.

Si Yendri, viene ahora a Matanzas no la conoce, pues la realidad hoy es muy diferente, no sólo por la cantidad de lugares donde se puede merendar o almorzar sino por la variedad de los precios (ojalá sigan bajando). A eso debemos sumarle además la posibilidad de adquirir productos que no se encuentran en nuestras tiendas y todo en moneda nacional. Los precios deben seguir bajando pero el primer paso es que estén, que existan.

Ayer escuchaba una conversación, no es que sea chismoso es que estaban al lado mío (bueno en realidad presto mayor atención a este tipo de conversación pues me permite estar al tanto de lo que piensa la gente) en la que al responder a la pregunta de “¿y el viejo qué?” el otro respondía “Ahí tranquilo, contento con su puestecito de  viandas”.

Estoy seguro de que ese hombre no se hará rico vendiendo viandas pero está contento con lo que hace. Lo mismo sucede con los que manejan autos particulares o los que tienen una paladar. Están haciendo lo que les gusta y ven el fruto de su trabajo. Ese es el ambiente que se respira en Cuba.

Es dura entonces la tarea de los “disidentes” y sus mentores pues el sueño de “rendir a Cuba por hambre y desesperación” se les aleja cada día más. No les queda más remedio que recurrir a delincuentes para disfrazarlos de luchadores por los derechos humanos y manipular todo lo que ocurra en la isla.

Al parecer cual si fuera una de esas series que parece que nunca acaban, ahora comienza una nueva temporada de “Las huelgas de Fariñas”. Esta vez con argumentos tan difíciles de sostener que me imagino que no tendrá el mismo apoyo mediático que los show anteriores. (Qué iluso soy).

 Guillermo Fariñas lo sabe por eso se ha encargado de subir la parada, y dice una de sus proféticas frases: “Mi estado de salud está muy deteriorado. Por lo tanto considero que en esta ocasión los tiempos van a ser más cortos”, apuntó. “Lo haré, como siempre, hasta las últimas consecuencias porque estamos hablando de nuestros hermanos de lucha”.

El recordista del mundo en huelgas, “exigió que el gobierno de Raúl Castro esclarezca las verdaderas causas de la muerte del activista Juan Wilfredo Soto García”. Me sorprende que Fariñas se decidiera por esta huelga después de tanto tiempo y cuando incluso los familiares de Wilfredo Soto han desmentido su versión de los hechos. Al parecer se estaba preparando, acumulando grasa como los osos para esta nueva “batalla”.

Es difícil ser “disidente” en Cuba pues mientras el pueblo avanza a pesar de todas las dificultades que aún persisten y muestra su apoyo a las medidas tomadas por la dirección del país, ellos reciben orientaciones de provocar y manipular los hechos para crear una imagen negativa de Cuba en el mundo.

Anuncios