Democracia en la calle

Foto tomada del Nuevo Herald

Por: Osmany Sánchez

Me entero por El Nuevo Herald de la triste historia de Josefina Díaz, una señora de 78 que está a punto de ser dejada en la calle. Su departamento es descrito como un “maltrecho apartamento de La Pequeña Habana. El podrido techo del baño. Los huecos en las paredes. Las cucarachas por todas partes. Desde hace una semana no hay luz en los pasillos centrales. El viernes cortaron el agua.”, sin embargo ¿a dónde irá ahora?

No es el de ella un caso aislado, pues solamente en el Condado Miami-Dade miles de personas viven en edificios y casas que están en proceso de ejecución hipotecaria por no poder pagar con sus obligaciones.

Si es triste el caso de Josefina no lo es menos el de Hilda Bustos, una colombiana que durante tres años no falló en pagar los $ 700 mensuales para pagar su apartamento. En el 2008 su hija Bridgette es hospitalizada por un problema cerebral y ella le pidió al dueño un plazo de cinco días para pagar pues sólo tenía $350 en ese momento.

Cuenta Hilda que el dueño “Se puso agresivo y dijo que me iba sacar del apartamento, que tenía sus maneras de sacarme a la calle”. A los ocho días el dueño desconectó el contador del agua, que es propiedad del Condado y estuvo 27 días sin agua mientras su hija se recuperaba de la cirugía en un sillón. Tuvo que acudir Hilda a recoger  “agua de lluvia en ollas y recipientes en el patio para poder cocinar y bañar a sus hijos. También empezó a buscar ayuda de la policía, agencias sociales, iglesias y cualquiera que quisiera escucharla.”

No cito este artículo para demostrar lo malo que es el capitalismo o para generalizar y decir que todas las personas en ese sistema viven así. Lo hago porque me llama la atención que en ningún momento del artículo se culpa al sistema capitalista de lo que sucede con Josefina e Hilda.

Todos los días vemos en ese mismo periódico noticias relacionadas con Cuba y en cada una de ellas se culpa al socialismo de todo lo que ocurre ¿Por qué no hacen lo mismo con el capitalismo?

Mucho se difama de Cuba y del proceso de actualización de su modelo económico, pero los cubanos sabemos que nadie quedará abandonado. Todo lo contrario a los casos de Hilda, Josefina y los otros miles de personas que  viven en  “democracia”.